STS, 22 de Septiembre de 1993

Ponente:PABLO GARCIA MANZANO
Número de Recurso:822/1990
Fecha de Resolución:22 de Septiembre de 1993
Emisor:Tribunal Supremo - Sala Tercera, de lo Contencioso-Administrativo
RESUMEN

VETERINARIOS. RECLAMO DE TRIENIOS. FORMA DE ABONO. Los trienios devengados por los Veterinarios Titulares en régimen de jornada reducida o de equivalencia de actividad han de ser abonados no en su totalidad, sino al cincuenta por ciento de su importe en consonancia con el grado de actividad fijado en dicho porcentaje. Se desestima el recurso contencioso administrativo. Se declara improcedente el recurso extraordinario de revisi?

 
ÍNDICE
CONTENIDO

SENTENCIA

En la Villa de Madrid, a veintidós de Septiembre de mil novecientos noventa y tres.

Visto por la Sala Tercera del Tribunal Supremo constituida en sección por los señores al margen anotados, el recurso extraordinario de revisión que con el núm. 822/90 ante la misma pende de resolución, interpuesto por el Procurador Sr. Zulueta Cebrián en representación de Don Federico, contra la Sentencia dictada por la Sala de la Jurisdicción del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (con sede en Sevilla) de 19 de diciembre de 1.989, en recurso contencioso administrativo núm. 3448/87 sobre resolución de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, de fecha 7 de septiembre de 1987. Siendo parte apelada la representación de la Junta de Andalucía. Y oído el Ministerio Fiscal en la representación que ostenta

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO

La sentencia recurrida contiene la parte dispositiva que copiada literalmente dice: "FALLAMOS.- Que debemos desestimar y desestimamos el presente recurso interpuesto por el Letrado Sr. Morillo Gotor, en nombre y representación de D. Federico contra resolución de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, por la que se le deniega al recurrente el reconocimiento como jornada normal de trabajo de los años en que se le reconocía la jornada reducida. Sin costas".

SEGUNDO

Notificada la anterior sentencia al Procurador Sr. Zulueta Cebrián, se interpuso recurso extraordinario de revisión mediante escrito en el que después de alegar cuanto estimó pertinente a su derecho, terminó suplicando a la Sala dicte Sentencia por la que se revoque la sentencia impugnada, estimando integramente la demanda.

Dado traslado a la representación procesal de la Junta de Andalucía para contestar a la demanda, lo llevó a efecto mediante escrito en el que después de alegar cuanto estimó de aplicación, terminó suplicando a la Sala dicte Sentencia por la que desestimando el recurso interpuesto, confirme la sentencia impugnada en sus propios fundamentos.

TERCERO

El Ministerio Fiscal, en la representación que le es propia, dice que procede la admisión del recurso.

CUARTO

Se señaló para votación y fallo el día 20 de septiembre de 1993, previa notificación a las partes, en cuya fecha ha tenido lugar.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO

El recurrente Sr. Federico, perteneciente al Cuerpo de Veterinarios Titulares, pretende que su criterio sobre el cómputo de los trienios devengados en su función durante los años 1967 a 1974, que debieron abonársele al cien por cien de su importe, prevalezca sobre el aplicado por la Administración autonómica andaluza (Consejería de Salud de la Junta de Andalucía) y confirmado por la sentencia impugnada, dictada en 19 de diciembre de 1989 por la Sala de la Jurisdicción en el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, con sede en Sevilla, en sentido de que tales trienios fueron correctamente devengados y abonados con importe reducido al cincuenta por ciento en conformidad al régimen de equivalencia de jornada que vino a implantar, para dichos funcionarios técnicos al servicio de la Sanidad Local, el art. 6º de la Ley 116/1966 y el Decreto de 2 de febrero de 1967. Para lograr la rescisión de dicha sentencia firme se ampara en el motivo comprendido en el ap. b) del art. 102.1 de la Ley de esta Jurisdicción (en su redacción anterior a la vigente Ley 10/1992), aduciendo al efecto varias sentencias, anteriores a la ahora recurrida, pronunciadas por Salas de la Jurisdicción de diversas Audiencias Territoriales, con contenido estimatorio de idéntica pretensión a la ejercitada por el Sr. Federico y que fué desestimada por la sentencia que impugna a través de este excepcional recurso.

SEGUNDO

Apreciada la concurrencia de las sustanciales identidades entre la sentencia impugnada y los casos decididos por las "antecedentes", y en trance de zanjar la contradicción producida con propósito unificador de la doctrina jurisprudencial, se hace necesario reiterar una vez más el criterio juridicamente correcto, que no es otro sino el mantenido con detallada argumentación por la sentencia impugnada, y que ha sido acogido por esta Sala y Sección de revisión en jurisprudencia consolidada, representada por las sentencias de 2 de noviembre de 1989, 5 de marzo de 1990, 16 de mayo de 1991 y 13 de mayo de 1993, a las que ha de añadirse la recaída en recurso extraordinario de apelación en interés de Ley de 30 de octubre de 1991.

TERCERO

Este criterio prevalente, resumidamente expuesto, es el de que los trienios devengados por los Veterinarios Titulares en régimen de jornada reducida o de equivalencia de actividad han de ser abonados no en su totalidad o al cien por cien, sino al cincuenta por ciento de su importe en consonancia con el grado de actividad fijado en dicho porcentaje, de conformidad con la Ley 116/1966 de 28 de diciembre (art. 6º) y con el Decreto 187/1967 de 2 de febrero; sin que la aprobación del Decreto de 7 de julio de 1972 ampare solución distinta, dado que esta última norma no supuso una reconsideración o nueva valoración de los servicios ya prestados bajo el peculiar régimen anterior, sino una verdadera y propia ampliación de sus anteriores cometidos, que se tradujo en una sustancial alteración de su régimen estatutario de deberes con las naturales consecuencias retributivas, tal como ya estableció la sentencia de esta Sala, de 30 de octubre de 1991 fijando doctrina legal sobre la materia controvertida. En consecuencia, al acomodarse la solución de la sentencia impugnada a la consolidada doctrina de este Tribunal, procede la desestimación del recurso de revisión y el mantenimiento de la eficacia de cosa juzgada que tal sentencia firme produjo.

CUARTO

Al declararse improcedente el recurso de revisión deviene imperativa tanto la imposición de costas al recurrente como la pérdida del depósito por éste constituido para la válida promoción de este recurso extraordinario, por así disponerlo el art. 1.809 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

VISTOS los preceptos legales citados y los demás de general y pertinente aplicación,

FALLAMOS

Que debemos declarar y declaramos improcedente el recurso extraordinario de revisión, promovido por la representación de Don Federico, del Cuerpo de Veterinarios Titulares, contra la sentencia firme dictada, el 19 de diciembre de 1989, por la Sala de la Jurisdicción en el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía con sede en Sevilla, por la que se confirmó resolución de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, en materia de abono de trienios al recurrente, a que las presentes actuaciones se contraen. En consecuencia, no accedemos a la pretensión actora de rescisión de la sentencia firme impugnada, que mantendrá su eficacia de cosa juzgada. Con especial imposición de las costas causadas en este juicio al demandante antes citado, y con pérdida del depósito por éste constituido para promover este recurso.

Así por esta nuestra sentencia,, lo pronunciamos, mandamos y firmamos PUBLICACIÓN.- Leída y publicada fue la anterior sentencia por el Excmo. Sr. D. Pablo García Manzano, Magistrado Ponente de la misma, estando celebrando audiencia pública la Sala Tercera del Tribunal Supremo, lo que certifico.