STS, 14 de Febrero de 2007

Ponente:MANUEL IGLESIAS CABERO
Número de Recurso:5440/2005
Procedimiento:SOCIAL
Fecha de Resolución:14 de Febrero de 2007
Emisor:Tribunal Supremo - Sala Cuarta, de lo Social
RESUMEN

RECURSO DE CASACIÓN. UNIFICACIÓN DE DOCTRINA. INDEMNIZACION POR FALTA DE PREAVISO EN DESPIDO IMPROCEDENTE. En el presente caso, entre las dos sentencias sometidas al criterio de la contradicción, hay diferencias en los hechos con trascendencia suficiente para desechar la contradicción. En ambos casos el elemento común reside en la pretensión ejercitada por trabajadores que vieron extinguidos sus contratos de trabajo por decisión unilateral de las empresas, reclamando una indemnización pactada en el contrato de trabajo, al margen de la que pudiera corresponder por la ilegal extinción de los contratos. En primer lugar, las cláusulas en las que se apoyan las demandas ofrecen una redacción diferente en cuanto a la determinación de la indemnización en caso de extinción del contrato sin aviso previo. Otra diferencia relevante se dá en que, en un caso el despido quedó calificado de improcedente en sentencia firme, improcedencia que la empresa había aceptado en la conciliación previa, y en el otro se desconoce por el momento la calificación que puede darse a la decisión empresarial, de tal manera que si resultara ser procedente, la divergencia entre los supuestos contrastados sería aun más evidente. Se desestima el recurso.

 
ÍNDICE
CONTENIDO

SENTENCIA

En la Villa de Madrid, a catorce de Febrero de dos mil siete.

Vistos los presentes autos pendientes ante esta Sala, en virtud de recurso de casación para la unificación de doctrina, interpuesto por D. Juan Carlos, representado por el Letrado D. José Luis Prieto Gayo, contra la sentencia dictada por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, de fecha 19 de octubre de 2005, en autos seguidos a instancia del mismo, que resolvió el recurso de suplicación interpuesto contra la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social núm. 14 de Madrid, de fecha 19 de octubre de 2994, en autos seguidos a instancia del mencionado recurrente, contra Essilor España, S.A.

Se ha personado ante esta Sala, en concepto de recurrida, la empresa ESSILOR ESPAÑA, S.A., representada por la Procuradora Dª Mercedes Orrico Blázquez.

Es Magistrado Ponente el Excmo. Sr. D. MANUEL IGLESIAS CABERO

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO

Con fecha 19 de octubre de 2004, dictó sentencia el Juzgado de lo Social núm. 14 de Madrid, declarando como probados los siguientes hechos: "Primero.- El actor, D. Juan Carlos ha venido prestando sus servicios desde el 1-9-2000 para la empresa ESSILOR ESPAÑA, S.A., teniendo la categoría profesional de Director de Departamento de operaciones y percibiendo un salario mensual bruto prorrateado de 5982,82 euros; en virtud de un contrato de trabajo ordinario por tiempo indefinido (doc. 1 de la actora, cuyo contenido se da por reproducido).- En la Cláusula 5a del Anexo del contrato se estipuló que ambas partes establecen y acuerdan que el desistimiento unilateral de la presente relación por cualquiera de las partes deberá comunicarse con, al menos, 60 días de antelación a la fecha de extinción de la relación. Dicha obligación podrá ser sustituida por el abono de una cantidad equivalente a dos meses de retribución. De ser el contratado el optante, dicho importe se deducirá de los devengo s pendientes de percibir.-Segundo.- Habiéndole comunicado al actor en carta de 28-4-2003 su despido por causas objetivas, y habiendo presentado éste demanda por despido, por sentencia del Juzgado de lo Social n° 14 de Madrid de 17 de diciembre de 2003, cuyo contenido íntegro se da por reproducido, se declaró la improcedencia del despido, condenando a la empresa a su readmisión o al abono de indemnización, con abono en todo caso de los salarios de tramitación.- Tercero.- Dicha sentencia fue recurrida en suplicación por la empresa demandada, que presentó el escrito de formalización del recurso de 17 de mayo de 2004 que obra en autos (doc. 2 de la demandada, cuyo contenido se da por reproducido)¡ hallándose en trámite dicho recurso.- Cuarto.- Presentada por el actor papeleta de conciliación el 19-2-2004 en reclamación de cantidad, el acto de conciliación tuvo lugar el 5-3-2004, con la conclusión que obra en el acta correspondiente, cuyo contenido se da por reproducido"

SEGUNDO

El fallo de dicha sentencia es del siguiente tenor literal: "Que desestimando la demanda interpuesta por DON Juan Carlos contra ESSILOR ESPAÑA S.A., debo absolver y absuelvo a la parte demandada de los pedimentos de la misma".

TERCERO

Contra dicha sentencia interpuso recurso de suplicación por D. Juan Carlos y la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, dictó sentencia el 19 de octubre de 2005, con el siguiente fallo: "Que debemos desestimar y desestimamos el recurso de suplicación interpuesto por D. Juan Carlos contra sentencia dictada por el Juzgado de lo Social número 14 de los Madrid, de fecha 19 de octubre de 2004 en virtud de demanda formulada por D. Juan Carlos contra Essilor España, S.A., en reclamación de cantidad, y en consecuencia debemos confirmar y confirmamos la sentencia de instancia, sin expreso pronunciamiento en costas".

CUARTO

Por la representación procesal de D. Juan Carlos, se preparó recurso de casación para la unificación de doctrina, contra la meritada sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid y emplazadas las partes se formuló en tiempo escrito de interposición del presente recurso, señalando como contradictoria con la recurrida la sentencia dictada por la esta Sala de lo Social de los Tribunal Supremo de 19 de noviembre de 2001 .

QUINTO

Por providencia de esta Sala, se procedió a admitir a trámite el recurso, y habiéndose impugnado el recurso por la recurrida, pasaron las actuaciones al Ministerio Fiscal, que presentó escrito en el sentido de considerar el recurso improcedente. E instruido el Excmo. Sr. Magistrado Ponente, se declararon conclusos los autos, señalándose para votación y fallo el día 7 de febrero de 2007, en el que tuvo lugar.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO

Consta como probado que el demandante ha venido prestando servicios para la empresa demandada, en virtud de un contrato de trabajo suscrito por ambas partes en el que hizo constar que la relación laboral sería la ordinaria por tiempo indefinido, pactando también que el desistimiento unilateral de dicha relación por cualquiera de las partes debería comunicarse con, al menos, 60 días de antelación a la fecha de extinción de la relación, pudiendo ser sustituida dicha obligación por el abono de una cantidad equivalente a dos meses de retribución; de ser el trabajador el optante, dicho importe se deducirá de los devengos pendientes de recibir.

La empresa comunicó por escrito al demandante, el 28 de abril de 2003, su despido por causas objetivas; tal decisión fue impugnada mediante demanda. El Juzgado de lo Social dictó sentencia el 17 de diciembre de 2003, declarando la improcedencia del despido y condenando a la empresa a la readmisión o al abono de la correspondiente indemnización, más los salarios de tramitación.

La sentencia de instancia fue recurrida en suplicación por la empresa demandada, formalizando el recurso el 17 de mayo de 2004, recurso que no se había resuelto a la fecha de la sentencia de instancia dictada en el presente procedimiento. El 13 de abril de 2004 interpuesto el trabajador demanda reclamando el importe de dos mensualidades de salario, por falta de preaviso, con los correspondientes intereses, demanda que fue desestimada en la instancia y el recurso de suplicación interpuesto por el demandante fue también desestimado.

SEGUNDO

Para acreditar la contradicción ofrece quien recurre en casación unificadora contra la sentencia de suplicación la sentencia de esta Sala de 19 de noviembre de 2001, y dado que en el escrito de impugnación y en el l razonado dictamen del Ministerio Fiscal se niegue que entre los supuestos comparados sean de apreciar las identidades necesarias para acreditar la contradicción, debemos aclarar esta cuestión con carácter preferente. En tal sentido debe recordarse la doctrina constantemente proclamada por esta Sala, declarando que el artículo 217 de la Ley de Procedimiento Laboral exige para la viabilidad del recurso de casación para la unificación de doctrina que exista una contradicción entre la resolución judicial que se impugna y otra resolución judicial que ha de ser una sentencia de una Sala de lo Social de un Tribunal Superior de Justicia o de la Sala IV del Tribunal Supremo. La contradicción requiere que las resoluciones que se comparan contengan pronunciamientos distintos sobre el mismo objeto, es decir, que se produzca una diversidad de respuestas judiciales ante controversias esencialmente iguales y, aunque no se exige una identidad absoluta, sí es preciso, como señala el precepto citado, que respecto a los mismos litigantes u otros en la misma situación, se haya llegado a esa diversidad de las decisiones pese a tratarse de "hechos, fundamentos y pretensiones sustancialmente iguales". Por otra parte, debe tenerse en cuenta que la contradicción no surge de una comparación abstracta de doctrinas al margen de la identidad de las controversias, sino de una oposición de pronunciamientos concretos recaídos en conflictos sustancialmente iguales (Sentencias de 27 y 28 de enero de 1992 (R. 824/1991 y 1053/1991), 18 de julio, 14 de octubre, y 17 de diciembre de 1997 (R. 4035/4996, 94/1997, y 4203/1996), 23 de septiembre de 1998 (R. 4478/1997), 7 de abril de 2005 (R. 430/2004), 25 de abril de 2005 (R. 3132/2004) y 4 de mayo de 2005 (R. 2082/2004 ).

TERCERO

Entre las dos sentencias sometidas al criterio de la contradicción hay diferencias en los hechos con trascendencia suficiente para desechar la contradicción; en ambos casos el elemento común reside en la pretensión ejercitada por trabajadores que vieron extinguidos sus contratos de trabajo por decisión unilateral de las empresas, reclamando una indemnización pactada en el contrato de trabajo, al margen de la que pudiera corresponder por la ilegal extinción de los contratos, pero a partir de ahí se separan los temas debatidos en los recursos. En primer lugar, las cláusulas en las que se apoyan las demandas ofrecen una redacción diferente en cuanto a la determinación de la indemnización en caso de extinción del contrato sin aviso previo, pues mientras que la sentencia de contraste partió de la base de una cláusula contractual a cuya virtud la empresa se obligaba a indemnizar al trabajador "independientemente de la indemnización prevista en el párrafo primero de esta cláusula, en la cuantía correspondiente al periodo de preaviso no observado", el contrato que sirvió de apoyo a la sentencia recurrida no contiene previsión de semejante alcance, desigualdad que consideramos transcendente si tenemos en cuenta que la sentencia de contraste abordó los temas de debate referidos a los factores a tomar en cuenta para el cálculo de la indemnización y la nulidad del contrato por haberse celebrado por personas no autorizadas para concertarlo, sin que ninguna de ambas cuestiones fueran tratadas en la resolución impugnada, y el asunto concerniente al abono de la indemnización por falta de preaviso y su compatibilidad con las indemnizaciones derivadas de una extinción irregular de los contratos que, aun siendo de común planteamiento en ambos casos, ya se vio que las cláusulas de los contratos abordan la situación de diferente manera. Pero aun existe otra diferente relevante entre los supuestos comparados pues, en tanto que en el de la sentencia referente se dice que, sin cuestionarse la declaración de improcedencia que contenía la sentencia recurrida, el debate se concretó a los temas ya apuntados anteriormente, en la resolución aquí impugnada se trató de la indemnización procedente después de que la empresa comunicara al trabajador la extinción del contrato por causas objetivas, estando pendiente el recurso de suplicación interpuesto por la empresa contra la sentencia de instancia que había calificado de improcedente el despido, de donde resulta que en un caso el despido quedó calificado de improcedente en sentencia firme, improcedencia que la empresa había aceptado en la conciliación previa, y en el otro se desconoce por el momento la calificación que puede darse a la decisión empresarial, de tal manera que si resultara ser procedente, la divergencia entre los supuestos contrastados sería aun más evidente.

CUARTO

Lo razonado determina en este trámite la desestimación del recurso, tal como propone el Ministerio Fiscal en su dictamen, sin hacer especial pronunciamiento sobre las costas.

Por lo expuesto, en nombre de S. M. El Rey y por la autoridad conferida por el pueblo español.

FALLAMOS

Desestimamos el recurso de casación para la unificación de doctrina, interpuesto por D. Juan Carlos, contra la sentencia dictada por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, de fecha 19 de octubre de 2005, en autos seguidos a instancia del mismo, que resolvió el recurso de suplicación interpuesto contra la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social núm. 14 de Madrid, de fecha 19 de octubre de 2994, en autos seguidos a instancia del mencionado recurrente, contra Essilor España, S.A.. Sin costas.

Devuélvanse las actuaciones al órgano jurisdiccional correspondiente,con la certificación y comunicación de esta resolución.

Así por esta nuestra sentencia, que se insertará en la COLECCIÓN LEGISLATIVA, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

PUBLICACIÓN.- En el mismo día de la fecha fue leída y publicada la anterior sentencia por el Excmo. Sr. Magistrado D. Manuel Iglesias Cabero hallándose celebrando Audiencia Pública la Sala de lo Social del Tribunal Supremo, de lo que como Secretario de la misma, certifico.