STS, 26 de Enero de 1998

Ponente:D. JESUS GONZALEZ PEÑA
Número de Recurso:1394/1997
Procedimiento:Recurso de casación. Unificación de doctrina
Fecha de Resolución:26 de Enero de 1998
Emisor:Tribunal Supremo - Sala Cuarta, de lo Social
RESUMEN

"RECURSO DE CASACIÓN PARA LA UNIFICACIÓN DE DOCTRINA. RECLAMACIÓN SOBRE INCAPACIDAD. .Aunque en la sentencia combatida se deniega la prestación por no reunir la carencia necesaria que se alcanzaría si se calificara el hecho desencadenante como accidente, y en la de contraste se discute la base reguladora, no puede hablarse de una contradicción ""a forciori"" por constituir en ambas como presupuesto de su decisión, la existencia de un accidente, ya que ambas sentencias reconducen la situación al accidente no laboral lo que pone de relieve la falta de disparidad que legitima el recurso y esa falta de contradicción, entrañ en este trámite, la desestimación del recurso. En primera instancia se estima la demanda. Se estima la suplicación. Se desestima la casación. "

 
ÍNDICE
CONTENIDO

SENTENCIA

En la Villa de Madrid, a veintiséis de Enero de mil novecientos noventa y ocho.

Vistos los presentes autos pendientes ante esta Sala en virtud de Recurso de CASACIÓN PARA LA UNIFICACIÓN DE DOCTRINA, interpuesto por el Letrado Dª Julia Huerta Estruga, en nombre y representación de D. Rogelio, contra la sentencia dictada por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, de fecha 31 de marzo de 1997 dictada en recurso de suplicación número 41/97, formulado por el INSTITUTO NACIONAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL Y LA TESORERÍA GENERAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL, contra la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social número 2 de Toledo, de fecha 11 de noviembre de 1996, en virtud de demanda formulada por D. Rogeliofrente a INSTITUTO NACIONAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL Y LA TESORERÍA GENERAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL, en reclamación sobre INCAPACIDAD.ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO

El día 11 de noviembre de 1996, el Juzgado de lo Social número 2 de Toledo, dictó sentencia en virtud de demanda formulada por D. Rogeliofrente a INSTITUTO NACIONAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL Y TESORERÍA GENERAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL, en reclamación sobre INCAPACIDAD, en la que como hechos probados figuran los siguientes:

"PRIMERO.- El actor D. Rogelio, con D.N.I. nº NUM000nació el día 3 de junio 1972, teniendo su domicilio en Villanueva de Bogas C/DIRECCION000nº NUM001. SEGUNDO.- Está afiliado al Régimen E.T.A. con el número NUM002y ha venido prestando servicios como OFICIAL PANADERO y siendo su base reguladora a efectos de la presente resolución la de 98.490 pesetas, teniendo el período de carencia necesario. TERCERO.- Que con fecha 9 de agosto de 1995 solicitó la Pensión de Invalidez por enfermedad profesional, y tramitandose el Expediente de Invalidez, tras un examen efectuado por la Unidad de Valoración Médica de incapacidades se emitió informe propuesta de fecha 24 de enero de 1996, por enfermedad común proponiendo la I.P. TOTAL, para su profesión habitual, y la D.P. del INSS por resolución de fecha 7 de marzo de 1996, le es denegada por no reunir el período mínimo de cotización exigido para causar pensión de I.P. según lo establecido en 1º p. del art. 138.2 y la D.A. 8ª nº 1 de la L.G.S.S. 1/94. Se exigen 1365 días y acredita 945 días de cotización efectiva a las que se puede añadir 44 días por I.T. y 155 días por pagas extras, lo que suman un total de 1.144 días. No estando conforme con la misma, interpone Reclamación Previa, por considerar que no es un enfermo común sino que al tratarse de una enfermedad ocasionada por razón del trabajo desempeñado debe ser calificada como accidente, la cual es desestimada por resolución de 16 de julio de 1996. CUARTO.- Que el cuadro residual que presenta el actor es: Asma profesional por inhalación de alfamilasa sobre la base atopia mejorante: POLINOSIS. En la valoración por aparato respiratorio tiene disnea en contacto con harinas que mejora los fines de semana. Test de provocación bronquial inhalativo A metacolina y Alfa-amilasa a trigo y maíz.... En la tramitación de esta juicio se han observado las prescripciones legales."

Y en la misma y como parte dispositiva: "Que ESTIMANDO la demanda presentada por D. Rogeliocontra el INSTITUTO NACIONAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL y la TESORERÍA GENERAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL, debo DECLARAR Y DECLARO que dicho actor está afectado de una Invalidez Permanente en grado de Incapacidad Permanente Total para su profesión habitual, derivada de Accidente laboral, y que tiene derecho a percibir una pensión vitalicia equivalente al 55% de su base reguladora de 98.490 pts mensuales, con efectos desde el día 24 de enero de 1996, mas las revalorizaciones y mejoras que correspondan, condenando a los demandados a estar y pasar por tal declaración y al pago de la citada prestación."

SEGUNDO

Anunciado e interpuesto recurso de suplicación contra dicha sentencia, la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, dictó sentencia con fecha 21 de febrero de 1997, en la que como parte dispositiva figura la siguiente: "Que con estimación del recurso formalizado por EL INSTITUTO NACIONAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL, contra la Sentencia dictada con fecha 11 de noviembre de 1996 por el Juzgado de lo Social número 2 de Toledo, en autos número 493/1996, siendo recurrido D. Rogelio, sobre invalidez procede la revocación de la misma."

TERCERO

Dª JULIA HUERTA ESTRUGA, preparó recurso de Casación para la Unificación de Doctrina contra meritada sentencia del Tribunal Superior de Justicia, y emplazadas las partes y remitidos los autos, formalizó en tiempo y forma el trámite de interposición del mencionado recurso, alegando substancialmente lo siguiente: la sentencia impugnada es contradictoria con la dictada por el Tribunal Superior de Justicia de Asturias, el 15 de marzo de 1996, razonando a continuación sobre la infracción de doctrina legal y quebranto de la unificación de la interpretación del derecho y la formación de la jurisprudencia.

CUARTO

Por providencia de esta Sala dictada el 15 de octubre de 1997 se admite a trámite el recurso, impugnando D. Luis Pulgar Arroyo Procurador de los Tribunales y del Instituto Nacional de la Seguridad Social el recurso, pasando las actuaciones al Ministerio Fiscal para informe.

QUINTO

Trasladadas las actuaciones al Ministerio Fiscal para informe, dictamino en el sentido de considerar IMPROCEDENTE. Instruido el Excmo. Sr. Magistrado Ponente se declararon conclusos los autos, señalandose día para la votación y fallo que ha tenido lugar el día 21 de enero de 1998.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO

En el presente recurso de Casación para la unificación de doctrina, se impugna la sentencia dictada el día 21 de febrero de 1997 por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha que estimó el recurso de Suplicación interpuesto por el INSS, contra la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social número 2 de Toledo, el día 11 de noviembre de 1996, en los autos número 493 de dicho año, y revocando dicha sentencia desestimó la demanda presentada en solicitud de la prestación de invalidez por Rogeliocontra el INSS y la Tesorería. Es de destacar que la Sala alude en sus razonamientos que cabría incluir el supuesto en accidente laboral, pero se incurriría en incongruencia al no venir solicitado.

Constan como hechos probados de dicha sentencia que interesan destacar a los efectos del presente recurso que el actor, afiliado al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, y con una base reguladora de 98.490.- pts, en el mes de agosto de 1995 solicitó la prestación de invalidez por enfermedad, y en el expediente, tras el examen practicado por la Unidad de Valoración Médica de incapacidades, se emitió informe propuesta el 24 de enero de 1996, por enfermedad común, proponiendo una Incapacidad Permanente Total, para la profesión habitual que la D.P. del INSS por resolución del día 7 de marzo de 1996, le denegó por no reunir el periodo mínimo de cotización, interponiendo el actor reclamación previa por considerar que no es enfermo común, sino que al tratarse de una enfermedad ocasionada por razón del trabajo desempeñado debe ser calificada como accidente de trabajo y no precisa periodo de carencia.

En la tramitación del recurso se dió por seleccionada como contradictoria, por ser la más moderna la sentencia dictada el día 15 de marzo de 1996 por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Asturias, en la que constan como hechos probados, que el actor figuró afiliado al R.E.T.A. por su profesión de chofer, y que por resolución del 25 de noviembre de 1994 se le reconoció una invalidez absoluta derivada de enfermedad común, con el derecho a una pensión del 100% de una base de 79.218.- pts. Formulada reclamación previa se le reconoció una gran invalidez por la misma contingencia; que el actor por accidente no laboral alcanzaría una base de 90.000.- pts mensuales, y que había sufrido un A.C.V. conduciendo un camión. La Sala de Asturias acogió el recurso de Suplicación, y estimando la demanda en solicitud de accidente, declaró que la invalidez del actor era equiparable a la derivada de accidente no laboral..

SEGUNDO

En la impugnación del recurso, la parte recurrida alega la falta de contradicción de las sentencias, y la falta de este requisito se mantiene igualmente en el informe del Ministerio Fiscal.

La existencia de la contradicción es el presupuesto de admisibilidad del recurso de casación que nos ocupa, y determina el ámbito propio y natural de un medio de impugnación, creado para la unificación de la jurisprudencia, y esa contradicción existe, como señala el articulo 217 del Texto de Procedimiento Laboral cuando recaen pronunciamientos distintos o sentencias contradictorias entre sí respecto de los mismos litigantes u otros diferentes en idéntica situación, donde, en mérito a hechos, fundamentos y pretensiones substancialmente iguales, se hubieran llegado a pronunciamientos distintos.

Es evidente, como se señala en el referido informe, que ambas sentencias son coincidentes en el hecho de que un trabajador, encuadrado en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, no puede ser declarado afecto de una incapacidad permanente derivada de accidente de trabajo o de la enfermedad profesional, que constituye una variedad del accidente, puesto que dentro de la acción protectora que se enuncia en el artículo 27 del Dto 2530/70 del 20 de agosto no se distingue entre las contingencias motivadoras de la situación de invalidez, siendo por ello característica de dicho Régimen la no diferenciación entre el carácter común o profesional de los riesgos. Es cierto que en la mejora del sistema, en esa ampliación de la acción protectora el Dto 43/1984 del 4 de enero, incluyó la asistencia sanitaria por enfermedad o accidente, sin distinguir el origen de éste, y en el Dto 9/1991 del 11 de enero, como mejoras de la acción protectora, no se exige para el acceso a las pensiones de invalidez, derivadas de accidente (sin que se distinga entre el no laboral y el accidente ocasionado en el trabajo) ningún requisito previo de cotización, pero en ambas sentencia se parte del hecho de no estar protegido en el Régimen Especial, como una contingencia diferenciada, el accidente de trabajo.

Aunque en la sentencia combatida se deniega la prestación por no reunir la carencia necesaria que se alcanzaría si se calificara el hecho desencadenante como accidente, y en la de contraste se discute la base reguladora, no puede hablarse de una contradicción "a forciori" por constituir en ambas como presupuesto de su decisión, la existencia de un accidente, ya que ambas sentencias reconducen la situación al accidente no laboral lo que pone de relieve la falta de disparidad que legitima el recurso y esa falta de contradicción, entraña en este trámite, la desestimación del recurso. Sin costas.

Por lo expuesto, en nombre de S. M. El Rey y por la autoridad conferida por el pueblo español.

FALLAMOS

Desestimamos el recurso de Casación para la Unificación de Doctrina interpuesto por D. Rogelio, representado y defendido por la Letrada Dª Julia Huerta Estruga, contra la sentencia dictada por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha del día 21 de Febrero de 1997 dictada en recurso de suplicación número 41/97, interpuesto contra la sentencia del día 11 de Noviembre de 1996 dictada por el Juzgado de lo social nº 2 de Toledo en los autos 493/96 seguido por el actor recurrente contra el INSS y la TESORERÍA GENERAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL, sobre Prestación de Invalidez. Sin costas.

Devuélvanse las actuaciones Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, ,con la certificación y comunicación de esta resolución.

Así por esta nuestra sentencia, que se insertará en la COLECCIÓN LEGISLATIVA, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

PUBLICACIÓN.- En el mismo día de la fecha fue leída y publicada la anterior sentencia por el Excmo. Sr. Magistrado D. Jesús González Peña hallándose celebrando Audiencia Pública la Sala de lo Social del Tribunal Supremo, de lo que como Secretario de la misma, certifico.