STS, 20 de Enero de 2000

Ponente:PASCUAL SALA SANCHEZ
Número de Recurso:7482/1994
Fecha de Resolución:20 de Enero de 2000
Emisor:Tribunal Supremo - Sala Tercera, de lo Contencioso-Administrativo
RESUMEN

IMPUESTO GENERAL SOBRE EL TRÁFICO DE LAS EMPRESAS. De todo ello que haya de concluirse que dichos conceptos no eran extrapolables a otros supuestos diferentes del tan citado IGTE, como era el de Desgravación Fiscal Complementaria. En esta se trataba de obtener una compensación por el IGTE pagado al margen de los gravámenes soportados durante el proceso de fabricación delproducto a exportar. Por tanto, ninguna distorsión podía producir que se considerase a ""Williams Umbert Ltd."" comerciante exportador de los embalajes, envases y demás accesorios de los productos que exportaba y por los que satisfizo a sus respectivos y auténticos fabricantes el correspondiente I.G.T.E.. Se desestima la casación.

 
ÍNDICE
CONTENIDO

SENTENCIA

En la Villa de Madrid, a veinte de Enero de dos mil.

VISTO por la Sección Segunda de la Sala Tercera de este Tribunal, integrada por los Excmos. Señores Magistrados anotados al margen, el recurso de casación interpuesto por la Administración General del Estado, representada por el Sr. Abogado del Estado, contra la Sentencia de la Sala de esta Jurisdicción de la Audiencia Nacional, Sección Segunda, de fecha 17 de Mayo de 1994, dictada en el recurso contencioso administrativo seguido ante la misma con el nº 2/40/1993, sobre Desgravación Fiscal a la Exportación, en el que figura, como parte recurrida no comparecida, la entidad mercantil "Williams Humbert Limited".

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO

La Sección Segunda de la Sala de esta Jurisdicción de la Audiencia Nacional, con fecha 17 de Mayo de 1994 y en el recurso anteriormente referenciado, pronunció sentencia con la siguiente parte dispositiva: "FALLAMOS: Primero.- ESTIMAMOS el recurso contencioso administrativo, formulado por el Letrado Sr. Barona Oliver, en nombre y representación de "WILLIAMS HUMBERT LIMITED" contra la resolución del Tribunal Económico Administrativo Central de 18 de Noviembre de 1992, referente a Desgravación Fiscal Complementaria, que se revoca por no ser ajustado a Derecho. Segundo.- Reconocer a favor de la Sociedad actora el abono del importe de la Desgravación Complementaria, correspondiente a los envases que contenían la mercancía de fabricación propia exportada durante 1984 y 1985, más los correspondientes intereses de demora. Tercero.- No hacer especial imposición de las costas del procedimiento a ninguna de las partes procesales".

SEGUNDO

Contra la anterior sentencia, la representación del Estado preparó recurso de casación. Emplazadas las partes y remitidos los autos, la recurrente formuló escrito de interposición en el que, sustancialmente y en virtud de un único motivo, amparado en el art. 95.1.4º de la Ley Jurisdiccional aquí aplicable, denunció la infracción del art. 11 del Real Decreto 2950/1979, de 7 de Diciembre, y el art. 10 del Reglamento del extinto Impuesto General sobre el Tráfico de las Empresas (IGTE), aprobado por Real Decreto 2609/1981, de 19 de Octubre, habida cuenta que la entidad recurrente, en su criterio, no tenía derecho, según el tenor de los preceptos mencionados, a la Desgravación Fiscal Complementaria que le había reconocido la sentencia impugnada por razón de los envases y embalajes de los caldos que exportaba. Interesó la casación de la sentencia y confirmación del acuerdo del Tribunal Económico Administrativo Central (TEAC) de 18 de Noviembre de 1992 (R.G. 3636/90; R.S. 273/90 y acumulado R.G. 3638/90; R.S. 274/90) que la referida sentencia había anulado.

TERCERO

Señalada, para votación y fallo, la audiencia del 12 de los corrientes, tuvo lugar en esa fecha la referida actuación procesal.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO

Invoca la representación del Estado, como único motivo de casación y al amparo del art.95.1.4º de la Ley Jurisdiccional aquí aplicable, hoy art. 88.1.d) de la vigente, y como se ha hecho ya constar en los antecedentes, la infracción del art. 11 del Real Decreto 2950/1979, de 7 de Diciembre, sobre Desgravación Fiscal Complementaria a la Exportación, en relación con el art. 10.A del Reglamento del extinto Impuesto General sobre el Tráfico de las Empresas (IGTE).

Importa resaltar, a efectos de centrar adecuadamente la cuestión que en estos autos se suscita, que, como ya puso de relieve esta Sala en la Sentencia de 8 de Noviembre de 1996 y en la de 20 de Diciembre de 1999, recaída en el recurso de casación 7688/1994, y, al igual que sucedía con la empresa allí recurrida, la entidad "Williams Humbert Ltd." elaboraba los vinos que exportaba y compraba, en el mercado interior, los embalajes, envases y accesorios con los que los vinos eran conjuntamente exportados, así como que había satisfecho el IGTE correspondiente a las compras por ella efectuadas en dicho mercado interior en relación a los citados embalajes, envases y accesorios.

También interesa destacar, como dato normativo en torno al que se centra la impugnación aquí producida, que el art. 11 del precitado Real Decreto 2950/1979, disponía que "los comerciantes exportadores que no [fueran] fabricantes o productores de las mercancías que [exportaran], [podrían] solicitar de la Dirección General de Aduanas e Impuestos Especiales la devolución equivalente al 1 por 100 de las bases, en función de las cuales se hubieran efectuado las liquidaciones de desgravación fiscal a la exportación correspondientes al año anterior, previa justificación de su condición de comerciante y del pago del IGTE en su última fase, ante la Inspección de Aduanas e Impuestos Especiales".

Fácilmente se comprende que, al limitar el precepto acabado de transcribir el beneficio fiscal a "los comerciantes exportadores que no [fueran] fabricantes o productores de las mercancías que [exportaran]", hasta el punto de que se exigía la previa justificación de esa condición -de la de comerciante, se entiendeporque para los fabricantes exportadores se arbitraba ya la Desgravación Fiscal Ordinaria, la cuestión aquí controvertida se centra en la atribución a "Williams Humbert Ltd." de la condición de "comerciante exportador no fabricante" respecto de los tan repetidos embalajes, envases, etiquetas y demás accesorios que adquiría de terceros y que, forzosamente, acompañaban la exportación de los caldos por ella fabricados.

SEGUNDO

El problema surgía porque el art. 10 del Reglamento del I.G.T.E. consideraba "fabricantes" a quienes, "presentándolos como de elaboración propia, [transmitieran o entregaran] bienes, mercancías o productos que en parte [hubieran] sido elaborados o fabricados por terceros, cualesquiera que [fuera] la relación existente entre estos y aquellos" -art. 10.A.2º-, así como a "quienes [transmitieran o entregaran] bienes, mercancías o productos cuya obtención, elaboración o transformación [hubieran] encomendado previamente a un tercero" -art. 10.A.3º-, siempre que cumplieran las condiciones que enumeraba. De ello resultaba que "Williams Humbert Ltd." sería "fabricante" respecto de dichos accesorios -y no "comerciante exportador"- y, por ende, sin derecho a la Desgravación Fiscal Complementaria porque habría recibido ya la Desgravación Fiscal correspondiente a la Exportación Ordinaria.

Pero la Sala no puede admitir dicha interpretación ni tampoco la de que resultaba imposible la separación, a efectos de la aplicación del art. 11 del Real Decreto 2950/1979, del producto exportado -vinode su continente -envases, embalajes, etc.- ya que lo exportado era el primero solamente, o la de que, respecto de dichos accesorios, la empresa recurrida no podía tener la condición de "comerciante". Y no lo puede, aparte de porque la Sala de instancia dió por acreditado que la hoy empresa recurrida no había percibido el importe de desgravación correspondiente a los accesorios con ocasión de percibir la Desgravación Ordinaria conforme lo demostraban las especificaciones de las propias Actas de la Inspección y este es un criterio así sentado no susceptible de ser combatido en casación, porque el art. 10 del Reglamento de 1981 formulaba las definiciones de "fabricante" a efectos de lo dispuesto en el articulo anterior y en ese art. anterior -el 9º- se determinaba quienes estaban sujetos al pago del I.G.T.E. y, entre ellos, los fabricantes, industriales y comerciantes mayoristas que realizaran las ventas, transmisiones o entregas a que se referían los apartados a), b) y g) del art. 3º. Por tanto, las definiciones de "fabricante" que daba el art. 10 del mencionado Reglamento -y lo mismo cabría decir de la condición de comerciante aunque no viniera específicamente definida- no pretendían tener carácter universal u omnicomprensivo, puesto que eran definiciones que no cumplían otra función que la de determinar quiénes eran sujetos pasivos en el

I.G.T.E. y que incorporaban la propia naturaleza de impuesto en cascada que tuvo el de Tráfico de las Empresas.

De todo ello que haya de concluirse que dichos conceptos no eran extrapolables a otros supuestos diferentes del tan citado IGTE, como era el de Desgravación Fiscal Complementaria. En esta se trataba de obtener una compensación por el IGTE pagado -pago que, como se ha dicho, no estuvo en cuestión nunca en el caso de autos- al margen de los gravámenes soportados durante el proceso de fabricación delproducto a exportar. Por tanto, ninguna distorsión podía producir que se considerase a "Williams Umbert Ltd." comerciante exportador de los embalajes, envases y demás accesorios de los productos que exportaba y por los que satisfizo a sus respectivos y auténticos fabricantes el correspondiente I.G.T.E..

TERCERO

Por las razones expuestas, se está en el caso de desestimar el recurso, con la obligada imposición de costas a la parte recurrente de conformidad con lo establecido en el art. 102.3 de la Ley Jurisdiccional aquí aplicable.

En su virtud, en nombre del Rey y en el ejercicio de la potestad de juzgar que, emanada del pueblo español, nos confiere la Constitución,

FALLAMOS

Que debemos declarar, y declaramos, no haber lugar al recurso de casación formulado por la Administración General del Estado contra la Sentencia de la Sala de esta Jurisdicción de la Audiencia Nacional, Sección Segunda, de fecha 17 de Mayo de 1994, recaída en el recurso contencioso-administrativo al principio reseñado, con expresa y obligada imposición de costas a la parte recurrente.

Así por esta nuestra sentencia, que se publicará en la Colección que edita el Consejo General del Poder Judicial, , lo pronunciamos, mandamos y firmamos . PUBLICACIÓN.- Leída y publicada fué la anterior sentencia por el Magistrado Ponente Excmo. Sr. D. PASCUAL SALA SÁNCHEZ, estando constituida la Sala en audiencia pública, de lo que como Secretario de la misma CERTIFICO.