STS, 3 de Octubre de 2005

Ponente:ANGEL JUANES PECES
Número de Recurso:24/2005
Procedimiento:MILITAR - RECURSO CASACION
Fecha de Resolución: 3 de Octubre de 2005
Emisor:Tribunal Supremo - Sala Quinta, de lo Militar
RESUMEN

"CONTROL DE LA CTIVIDAD PROBATORIA. DIFERENCIA ENTRE VALORACIÓN IRRACIONAL Y PRESUNCIÓN DE INOCENCIA INVERTIDA. Las conclusiones fácticas a las que ha llegado el Tribunal de instancia se ajustan a la doctrina sobre el derecho a la presunción de inocencia y a las reglas de la lógica y de la experiencia, siendo por tanto racionales. Descartado, por lo expuesto, la supuesta arbitrariedad de la sentencia impugnada, el recurso del Abogado del Estado debe ser rechazado, pues, en definitiva, lo que en este caso aquel ha esgrimido so pretexto de una hipotética irracionalidad de la prueba no es sino la ""indebida aplicación de la presunción de inocencia"", en otros términos ""la presunción de inocencia al revés"",que esta Sala rechaza. Se estima el recurso Contencioso Administrativo. Se desestima el recurso de Casación."

 
ÍNDICE
CONTENIDO

ANGEL CALDERON CEREZOJOSE LUIS CALVO CABELLOANGEL JUANES PECESJAVIER JULIANI HERNANJAVIER APARICIO GALLEGO

SENTENCIA

En la Villa de Madrid, a tres de Octubre de dos mil cinco.

Vistos los autos del recurso de casación nº 201-24/05, formalizado por el Ilmo.Sr. Abogado del Estado, en la representación que por su cargo ostenta, contra sentencia de fecha 5 de noviembre de 2.004 dictada por el Tribunal Militar Territorial Primero en el recurso contencioso disciplinario militar preferente y sumario nº 54/02, habiendo sido parte, asimismo el Excmo.Sr. Fiscal Togado Militar y el Sargento de la Guardia Civil D. Luis Alberto, han concurrido a dictar sentencia los Excmos.Sres. referenciados en el margen superior,, bajo la ponencia del Sr.D. ANGEL JUANES PECES quien expresa el parecer de la Sala en base a los siguientes hechos y fundamentos de Derecho.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO

Que, por el Sargento de la Guardia Civil D. Luis Alberto, se dedujo ante el Tribunal Militar Territorial Primero recurso contencioso disciplinario militar preferente y sumario nº 54/02, contra la sanción de reprensión que le fue impuesta por el Teniente Jefe Interino del Subsector de Toledo con fecha 14 de junio de 2.002, como autor de la falta leve de "la negligencia en la conservación y uso de los locales, material y demás elementos del servicio", tipificada en el apartado 8º del art. 7 de la Ley Orgánica 11/91 de 17 de junio de Régimen Disciplinario de la Guardia Civil (LORDGC), y contra las resoluciones desestimatorias de los dos recursos de alzada previstos en los apartados 1 y 2 del art. 64 de dicha Ley, dictados, respectivamente, por el Comandante Inspector de Servicios del Sector de Toledo, el 17 de julio de 2.002 y por el Teniente Coronel Jefe del Sector de Tráfico de Toledo el 2 de septiembre de 2.002.

SEGUNDO

Que, el referido Tribunal Militar dictó sentencia con fecha 5 de noviembre de 2.004, en la que declaró expresamente probados los siguientes hechos:

1) La sanción de reprensión impuesta al recurrente lo fue por el Teniente Jefe Interino del Subsector de Toledo con fecha 14 de junio de 2.002, como autor de la falta leve de "la negligencia en la conservación y uso de los locales, material y demás elementos del servicio", tipificada en el apartado 8 del art. 7 de la Ley Orgánica 11/91 de 17 de junio de Régimen Disciplinario de la Guardia Civil.

2) Los hechos que la Administración consideró probados para imponer dicha sanción son los siguientes:

" Sobre las 19:10 horas del día 24 de mayo de 2.002, cuando el Sargento de la Guardia Civil, D. Luis Alberto y el guardia civil, D. Alfredo, pertenecientes ambos al Destacamento de Tráfico de Talavera de la Reina, prestaban servicio de vigilancia de carretera en la N-V (Madrid -Badajoz), con orden de servicio nº 11.570.000, al hacerlo en el km 96, a la motocicleta pilotada por el Suboficial, una BMW K-75 ABS, matrícula LXL-....-F, se le abrió la maleta derecha cayendo sobre la calzada la cámara fotográfica digital marca EPSON, modelo PHOTOPC 3000Z, nº CD 40020378, adjudicada al Destacamento de Talavera de la Reina, resultando deteriorada la citada cámara fotográfica.

A la vista de estos hechos, el Teniente sancionó al Sargento D. Luis Alberto, con reprensión « porque al no adoptar las medidas de seguridad necesarias durante el transporte de una cámara fotográfica de dotación oficial, ora guardándola en la maleta sin cerciorarse de su correcto cierre, ora en la cartera porta-documentos colocada sobre el depósito, provocó la caída de la misma a la calzada mientras circulaba con la motocicleta durante el desarrollo de un servicio con el consiguiente y lógico deterioro e inutilización de dicho aparato».

También a consecuencia de estos hechos, se instruyó el expediente de responsabilidad patrimonial nº 08/RA/02-II. Al resolver este expediente de responsabilidad patrimonial el General Jefe de la Zona de Castilla La Mancha acordó la terminación sin declaración de responsabilidad por considerar en el segundo de los fundamentos de Derecho que:

a juicio de este Oficial General que suscribe, de lo actuado en el expediente no se desprende la concurrencia de negligencia grave por parte del Sargento Luis Alberto en la guardia y custodia del material fotográfico, habiendose apreciado por el Instructor de la información verbal practicada al efecto una leve imprudencia al no haber cerrado con llave la maleta derecha de la motocicleta evitando así la apertura fortuita de la misma, apreciándose asimismo que el hecho pudo deberse a fuerza mayor al concurrir una fuerte turbulencia originada por el adelantamiento a un camión coincidente con la salida de un paso elevado de la autovía, factores que aconsejan la terminación del presente procedimiento sin declaración de responsabilidad

".

TERCERO

Que la antedicha sentencia contiene fallo del siguiente tenor literal:

DEBEMOS ESTIMAR Y ESTIMAMOS el presente recurso contencioso disciplinario militar preferente y sumario interpuesto por el Sargento de la Guardia Civil D. Luis Alberto, contra la sanción disciplinaria de reprensión que le fue impuesta por el Teniente Jefe Interino del Subsector de Toledo con fecha 14 de junio de 2.002, como autor de la falta leve de "la negligencia en la conservación y uso de los locales, material y demás elementos del servicio", tipificada en el apartado 8 del art. 7 de la Ley Orgánica 11/91 de 17 de junio de Régimen Disciplinario de la Guardia Civil, y contra los actos resolutorios y desestimatorios de los dos recursos de alzada previstos en los apartados 1 y 2 del art. 64 de dicha Ley, dictados, respectivamente, por el Comandante Inspector de Servicios del Sector de Toledo, el 17 de julio de 2.002 y por el Teniente Coronel Jefe del Sector de Tráfico de Toledo el 2 de septiembre de 2.002, actos todos ellos que ANULAMOS por ser CONTRARIOS CON EL ORDENAMIENTO JURÍDICO, debiendo por ello desaparecer de la documentación del actor la anotación del correctivo que se hubiera practicado...

.

CUARTO

Contra la anterior sentencia, el Ilmo.Sr. Abogado del Estado, en la representación que por su cargo ostenta, presentó escrito solicitando se tuviera por preparado recurso de casación, lo que así se acordó en virtud de auto de fecha 18 de enero de 2.005, que ordenó al propio tiempo el emplazamiento de las partes ante esta Sala por plazo de treinta días y la remisión de los autos originales.

QUINTO

Personadas en tiempo y forma las partes ante esta Sala, el Ilmo.Sr. Abogado del Estado presentó dentro de plazo escrito de formalización del recurso de casación preanunciado, con base en los siguientes motivos:

Único.- Al amparo de lo dispuesto en el art. 88.1 d) de la Ley Jurisdiccional por vulneración de lo dispuesto en el art. 25 (sic) de la CE acerca del derecho a la tutela judicial efectiva, así como del art. 7 apartado 8 de la LORDGC.

SEXTO

Conferido traslado por plazo de treinta días, sucesivamente al Excmo.Sr. Fiscal Togado Militar y a la representación procesal del Sargento recurrido, ambas partes presentaron sendos escritos de oposición al recurso de casación solicitando la íntegra confirmación de la sentencia recurrida.

SÉPTIMO

No habiéndolo solicitado las partes, ni estimando necesaria esta Sala la celebración de vista, se declaró concluso el presente rollo, señalándose por providencia de fecha 14 de julio de 2005 el día 27 de septiembre del mismo año a las 12 horas para que tuviera lugar la deliberación, votación y fallo del recurso, lo que se llevó a efecto con el resultado decisorio que a continuación se expresa.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO

El Tribunal Militar Territorial Primero mediante sentencia de 5 de noviembre de 2.004 estimó el recurso contencioso disciplinario militar preferente y sumario promovido en su día por el Sargento de la Guardia Civil, D. Luis Alberto, contra la sanción que le había sido impuesta por la comisión de una falta leve, concretamente la de "negligencia en la conservación y uso de los locales, material y demás elementos del servicio", prevista en el apartado 8º del art. 7 de la LORDGC.

Contra la mencionada sentencia estimatoria recurre en casación el Abogado del Estado, en base a un único motivo, amparado en el art. 88 de la LJCA, a través del cual denuncia, de un lado, lo dispuesto en el art. 24 (y no artículo 25, como dice el recurrente) de la CE , sobre el derecho a la tutela judicial efectiva, y de otra, lo dispuesto en el art. 7 apartado 8º de la LORDGC. Se yuxtaponen en un solo motivo dos causas impugnatorias de signo distinto, como son, de una parte, el derecho a la tutela judicial efectiva, de contenido constitucional, y, de otra, una infracción de legalidad ordinaria: la supuesta vulneración del apartado 8º del art. 7 LORDGC, lo que,como señala el Ministerio Fiscal, bastaría ya para rechazar dicho motivo, al incumplir la exigencia formal de que no se articulen en un solo motivo de casación causas impugnatorias heterogéneas (por todas, sentencia de esta Sala V de 9 de febrero de 2.004). No obstante lo cual, por exigencias del principio de tutela judicial efectiva, en sentido amplio, procederemos a su examen.

SEGUNDO

El Abogado del Estado considera que, en este caso, el Tribunal de instancia ha realizado una valoración irracional de la prueba, lo que a su juicio equivale a la denegación del derecho a la tutela judicial efectiva.

Así centrado este motivo casacional, antes de entrar en su examen conviene hacer una serie de precisiones de orden conceptual sobre la doctrina de esta Sala acerca de la posiblidad o no de impugnar por el Abogado del Estado sentencias absolutorias, por aplicación del derecho a la presunción de inocencia.

Hemos dicho (y no existe contradicción por ello, en contra de la tesis del Ministerio Fiscal), de un lado, que :

  1. resulta inaceptable esgrimir la llamada "presunción de inocencia al revés", porque ello representaría el ejercicio de un inexistente derecho del reclamante a obtener una condena o sanción en virtud de la valoración de unas pruebas que la Sala de instancia no considera de suficiente signo incriminatorio, es decir, una imposible inversión en contra del reo de ese derecho fundamental (STS Sala V, 3 de marzo de 2.003).

  2. De otro lado, que, excepcionalmente pueda alegarse (y en su caso, estimarse) que la valoración de la prueba hecha por el Tribunal de instancia es totalmente arbitraria por irracional, pues en estos casos, dicha sentencia es infundada y, por ende, nula.

Todo ello porque, como hemos dicho en ocasiones precedentes, un Estado de Derecho no puede permitir la existencia de sentencias arbitrarias, siendo a estos efectos indiferente que quien esgrima tales supuestos sea un particular o representante del Estado, pues la arbitrariedad (que prohíbe la Constitución Española) es denunciable por todos, no circunscribiéndose por tanto al ámbito de los particulares (SSTS Sala V, de 19 de mayo y 23 de junio de 2.003, 9 de febrero de 2.004).

El problema, pues, no radica en la admisibilidad o no de que, por parte del Abogado del Estado se alegue la vulneración del derecho a la tutela judicial efectiva (que, como hemos dicho, esta Sala admite), sino en deslindar caso por caso cuándo el verdadero objetivo de un recurso de esta clase es de denunciar la "aplicación indebida de la presunción de inocencia", o, por el contrario, el de esgrimir una verdadera y genuina vulneración del derecho a la tutela judicial efectiva, lo que no siempre será fácil.

Dicho lo cual procede, ya sin más, entrar a enjuiciar la valoración efectuada por el Tribunal de instancia de los medios probatorios que dispuso « a los solos fines de determinar si las conclusiones fácticas de la resolución judicial han sido alcanzadas de manera irracional o arbitraria» (STS de 23 de junio de 2.003).

TERCERO

Pues bien, centrándonos ya en el caso de autos, del análisis del expediente disciplinario y de las pruebas practicadas en sede jurisdiccional, resulta palmario que:

  1. ) El único lugar posible para el traslado de la cámara eran las maletas (folios 129, 130 y 131, preguntas novena, décima, undécima, decimotercera, decimoquinta y folios 134, pregunta cuarta, y 207), por lo que carece de sentido, como señala el Abogado del Sargento recurrido, que el mando sancionador dijera que podía haberla guardado en la cartera porta-documentos colocada sobre el depósito.

  2. ) Que el Sargento se cercioró del correcto cierre de la maleta (folio 134, pregunta sexta).

  3. ) Que la caída de la maleta se debió a causas ajenas a la voluntad del expedientado (folios 134, pregunta séptima y octava, y 216 al 219).

En definitiva, no existió ningún tipo de negligencia por parte del guardia civil expedientado.

A la vista de las consideraciones anteriores, resulta claro que las conclusiones fácticas a las que ha llegado el Tribunal de instancia se ajustan a la doctrina sobre el derecho a la presunción de inocencia y a las reglas de la lógica y de la experiencia, siendo por tanto racionales.

Descartado, por lo expuesto, la supuesta arbitrariedad de la sentencia impugnada, el recurso del Abogado del Estado debe ser rechazado, pues, en definitiva, lo que en este caso aquel ha esgrimido so pretexto de una hipotética irracionalidad de la prueba no es sino la "indebida aplicación de la presunción de inocencia", en otros términos "la presunción de inocencia al revés", que esta Sala rechaza.

Por todo lo cual, el recurso de casación interpuesto debe ser desestimado.

CUARTO

Las costas deben declararse de oficio, al administrarse gratuitamente la Justicia Militar, conforme al artículo 10 de la L.O. 4/1.987 de 15 de julio.

En consecuencia,

FALLAMOS

Que debemos DESESTIMAR Y DESESTIMAMOS el recurso de casación nº 201-24/05, formalizado por el Ilmo.Sr. Abogado del Estado, en la representación que por su cargo ostenta, contra sentencia de fecha 5 de noviembre de 2.004 dictada por el Tribunal Militar Territorial Primero estimatoria del recurso contencioso disciplinario militar preferente y sumario nº 54/02, deducido en su día por el Sargento de la Guardia Civil D. Luis Alberto, contra la sanción de reprensión que le fue impuesta por el Teniente Jefe Interino del Subsector de Toledo con fecha 14 de junio de 2.002, como autor de la falta leve de "la negligencia en la conservación y uso de los locales, material y demás elementos del servicio", tipificada en el apartado 8º del art. 7 de la LORDGC, y contra las resoluciones desestimatorias de los dos recursos de alzada previstos en los apartados 1 y 2 del art. 64 de dicha Ley, dictados, respectivamente, por el Comandante Inspector de Servicios del Sector de Toledo, el 17 de julio de 2.002 y por el Teniente Coronel Jefe del Sector de Tráfico de Toledo el 2 de septiembre de 2.002.

En su virtud, confirmamos íntegramente la sentencia recurrida.

Notifíquese la presente resolución en legal forma.

Así por esta nuestra sentencia, que se publicará en la Colección Legislativa, lo pronunciamos, mandamos y firmamos

PUBLICACION.- Leida y publicada ha sido la anterior sentencia por el Magistrado Ponente Excmo. Sr. D Angel Juanes Peces , estando la misma celebrando audiencia pública en el día de la fecha, de lo que como Secretario, certifico.