ATS, 20 de Junio de 2018

Ponente:JOSE ANTONIO MONTERO FERNANDEZ
Número de Recurso:3225/2016
Procedimiento:Recurso de casación
Fecha de Resolución:20 de Junio de 2018
Emisor:Tribunal Supremo - Sala Tercera, de lo Contencioso-Administrativo
 
ÍNDICE
CONTENIDO

TRIBUNAL SUPREMO

Sala de lo Contencioso-Administrativo

Sección: Primera

Auto núm. /

Fecha del auto: 20/06/2018

Tipo de procedimiento: RECURSO CASACION

Número del procedimiento: 3225/2016

Fallo/Acuerdo:

Ponente: Excmo. Sr. D. Jose Antonio Montero Fernandez

Procedencia: AUD.NACIONAL SALA C/A. SECCION 8

Letrada de la Administración de Justicia: Ilma. Sra. Dña. Aurelia Lorente Lamarca

Transcrito por:

Nota:

RECURSO CASACION núm.: 3225/2016

Ponente: Excmo. Sr. D. Jose Antonio Montero Fernandez

Letrada de la Administración de Justicia: Ilma. Sra. Dña. Aurelia Lorente Lamarca

TRIBUNAL SUPREMO

Sala de lo Contencioso-Administrativo

Sección: Primera

Auto núm. /

Excmos. Sres. y Excmas. Sras.

D. Luis Maria Diez-Picazo Gimenez, presidente

Dª. Celsa Pico Lorenzo

D. Emilio Frias Ponce

D. Jose Antonio Montero Fernandez

D. Jose Maria del Riego Valledor

Dª. Ines Huerta Garicano

En Madrid, a 20 de junio de 2018.

Ha sido ponente el Excmo. Sr. D. Jose Antonio Montero Fernandez.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO

Por la Procuradora de los Tribunales D. ª Sara García-Perrote La Torre, luego sustituída por D.ª Ana Delia Villalonga Vicens y posteriormente por D. Carlos Ricardo Estévez Sanz, en nombre y representación de D. Dionisio , se ha interpuesto recurso de casación contra la sentencia de 15 de julio de 2016, de la Sala de lo Contencioso- Administrativo (Sección 8ª) de la Audiencia Nacional, dictada en el recurso nº 1/2015 , sobre denegación de asilo y de protección subsidiaria.

SEGUNDO

Por providencia de 5 de diciembre de 2017 se acordó conceder a las partes el plazo común de diez días para alegaciones sobre la posible concurrencia de las siguientes causas de inadmisión del recurso:

- Carecer manifiestamente de fundamento el recurso interpuesto, al no contener una crítica razonada de la concreta fundamentación jurídica de la sentencia recurrida, así como pretenderse a través del recurso de casación una revisión de la valoración de la prueba efectuada por el Tribunal de instancia, lo que no es posible en el recurso extraordinario de casación ( artículo 93.2.d) LRJCA ).

- Asimismo, y con relación al cuarto motivo del recurso -denominado motivo "D" por la parte recurrente-, carecer manifiestamente de fundamento, porque si lo que se pretende es denunciar una infracción de las normas reguladoras de las sentencias, por carecer la aquí recurrida de motivación, se debió articular el motivo por la vía del apartado c) del art. 88.1 de la Ley Jurisdiccional y no del apartado d), a cuyo amparo se ha formulado, siendo por lo demás evidente que la sentencia contiene una fundamentación jurídica referida a las concretas circunstancias concurrentes en este caso ( artículo 93.2.d) LRJCA )

.

Han presentado alegaciones las partes personadas, el Sr. Abogado del Estado como parte recurrida y D. Dionisio como parte recurrente.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO

La sentencia impugnada desestima el recurso contencioso-administrativo interpuesto contra la resolución del Subsecretario de Interior de 20 de octubre de 2014, dictada por delegación del Sr. Ministro, por la que se denegó a D. Dionisio el derecho de asilo y la protección subsidiaria.

SEGUNDO

Contra esa sentencia ha formulado recurso de casación la parte recurrente, articulándose el mismo en cinco motivos (identificados por el recurrente con las letras "A" a "E"), los cuatro primeros expresamente formulados al amparo del artículo 88.1.d) de la Ley Jurisdiccional 29/1998 (en su redacción aplicable, anterior a la reforma operada por la Ley Orgánica 7/2015) y el quinto " por cualquier otro motivo reflejado en la Ley de la Jurisdicción incluso por vulneración de derechos fundamentales que recoge el Art... 5.4 de la LOPJ ".

Posteriormente, bajo la rúbrica "admisibilidad del recurso" , insiste el recurrente en "que el recurso de casación se interpone fundado en el motivo d) del Art. 88.1 de la LJCA por infracción de las normas del ordenamiento jurídico."

En el primer motivo del recurso -denominado motivo "A" por el recurrente- alega aquél la infracción del artículo 5.6.b) de la Ley de Asilo 5/1984 (modificada por Ley 9/1994), afirmando esencialmente que su relato ha sido pormenorizado y suficientemente extenso como para no dudar de su autenticidad, sin que la falta de aportación de documentación sea obstáculo para la concesión de la condición de refugiado.

En el segundo motivo -denominado motivo "B"- se limita el recurrente a invocar la infracción del artículo 84 de la Ley 30/92 , sin acompañarse ninguna argumentación.

En el tercer motivo -denominado motivo "C"- se denuncia la vulneración de los artículos 2 , 3 , 4 , 6 , 7 , 10 , 11 , 12 , 13 y 14 de la Ley 12/2009, de 30 de octubre , reguladora del derecho de asilo y de la protección subsidiaria, en relación con el artículo 1 de la Convención de Ginebra de 1951 y su Protocolo suscrito en Nueva York en 1967, artículo I.2. En su desarrollo argumental aduce esencialmente el recurrente que no hay razón alguna para dudar de su nacionalidad, atendiendo a todos los datos tanto geográficos como personales aportados durante la instrucción del expediente (sin mayor precisión), añadiendo que no puede acreditar su país de origen porque salió de forma abrupta del mismo.Asimismo, insiste en su relato y en la procedencia de la concesión de la condición de refugiado.

En el cuarto motivo -denominado motivo "D"- invoca, como en los anteriores, la "infracción de las normas del ordenamiento jurídico según el Art. 88.1.d) de la Ley 29/98 LJCA" añadiendo después "en relación con el Art. 24.1 y 2 de la Constitución .". En su escueto desarrollo argumental, la parte recurrente aduce que "existe un defecto de motivación en la Sentencia de instancia", afirmando que "no se ha procedido al análisis individualizado y de los datos concretos de la recurrente, no se ha partido de un estudio de los hechos y no se realiza un razonamiento lógico, utilizando fórmulas genéricas y estereotipadas" .

En el quinto y último motivo - denominado motivo "E" por la parte recurrente- se dice únicamente: "por cualquier otro motivo reflejado en la Ley de la Jurisdicción incluso por vulneración de derechos fundamentales que recoge el Art... 5.4 de la LOPJ ".

TERCERO

Este recurso de casación carece manifiestamente de fundamento y por ende resulta inadmisible.

Ante todo, carece manifiestamente de fundamento la denuncia de la infracción del artículo 5.6.b) de la Ley de Asilo 5/1984 efectuada en el primer motivo del recurso - denominado motivo "A" por la parte recurrente-, toda vez que dicho precepto no sólo se inserta en una norma, la Ley 5/84 (modificada por la Ley 9/94), que ha sido derogada por la vigente Ley 12/2009, de 30 de octubre, reguladora del derecho de asilo y de la protección subsidiaria, que es la aplicable al caso y que fue la tomada en consideración por la Sala de instancia, sino que además se refiere a la inadmisión a trámite de la solicitud de asilo, cuando en el caso examinado la resolución administrativa impugnada en el proceso no fue de inadmisión a trámite sino de denegación del asilo.

Carecen igualmente de fundamento los motivos segundo y quinto -identificados por el recurrente como "B" y "E"-, pues no se acompañan de argumentación alguna sobre la infracción formalmente aducida; es más, en el motivo "E" ni siquiera se precisa ninguna infracción.

El tercer motivo casacional, identificado como motivo "C", carece, como los anteriores de fundamento, porque lo que en él se pone de manifiesto no es más que una vaga y genérica manifestación de discrepancia contra la apreciación de los hechos concurrentes efectuada por el tribunal a quo , cuando es reiterada y uniforme la jurisprudencia que ha dicho que tal apreciación corresponde al Tribunal de instancia, sin que pueda ser sustituido en tal cometido por este Tribunal de casación, salvo circunstancias excepcionales que aquí ni siquiera se citan y menos aún se razonan. De hecho, es tal la falta de concreción y adecuación al caso de este motivo que en él se confunde la nacionalidad que el recurrente dice ostentar, pues habiendo versado el debate de instancia sobre su nacionalidad y procedencia de Liberia, en el escrito de interposición se dice, sin duda por error de quien lo ha redactado, que proviene de Guinea Bissau.

En fin, también carece manifiestamente de fundamento el cuarto motivo del recurso -motivo "D"- en el que parece alegarse la falta de motivación de la sentencia de instancia, por dos razones: primero , porque se aprecia una falta de correspondencia entre la infracción procesal (falta de motivación de la sentencia) que parece quererse denunciar y el único cauce procesal invocado, esto es, el motivo previsto en la letra d) del artículo 88.1 de la Ley Jurisdiccional ; y segundo , porque la sentencia de instancia, lejos de ser inmotivada, cuenta con una fundamentación jurídica específicamente referida a las concretas circunstancias concurrentes en este caso, mientras que la parte recurrente formula su alegación en términos notoriamente escuetos, vagos y genéricos, no habiendo razonado en qué concreto aspecto la sentencia de instancia carece de motivación suficiente o ha dejado de responder a alguna de las cuestiones debatidas,

CUARTO

Procede, pues, declarar la inadmisión del presente recurso, en aplicación del artículo 93.2, apartado d), de la vigente Ley Jurisdiccional ; no obstando a la anterior conclusión las alegaciones vertidas por la parte recurrente con ocasión del trámite de audiencia, que ya han recibido cumplida respuesta a través de lo expuesto anteriormente en el cuerpo de esta resolución.

QUINTO

Al ser inadmisible el recurso de casación, las costas procesales causadas deben imponerse a la parte recurrente, como dispone el artículo 93.5 de la LJCA . La sala, haciendo uso de la facultad que le otorga el artículo 139.3 de la LJCA y a la vista de las actuaciones procesales, fija en 500 euros la cantidad máxima a reclamar por la parte recurrida por todos los conceptos, sin perjuicio de tener presente que conforme al artículo 36.2 de la Ley 1/1996, de 10 de enero , reguladora de la Asistencia Jurídica Gratuita, cuando sea condenado al pago de las costas quien hubiera obtenido el reconocimiento del derecho a la asistencia jurídica gratuita o lo tuviera legalmente reconocido, éste quedará obligado a pagar las causadas en su defensa y las de la parte contraria si dentro de los tres años siguientes a la terminación del proceso viniere en mejor fortuna.

Por lo expuesto,

PARTE DISPOSITIVA

LA SALA ACUERDA : Inadmitir el recurso de casación nº 3225/2016, interpuesto por la representación procesal de D. Dionisio contra la sentencia de 15 de julio de 2016, de la Sala de lo Contencioso-Administrativo (Sección 8ª) de la Audiencia Nacional, dictada en el recurso nº 1/2015 , resolución que se declara firme; con imposición a la parte recurrente de las costas procesales causadas en este recurso, con el límite fijado en el último de los Razonamientos Jurídicos.

Así lo acuerdan, mandan y firman los Excmos. Sres. Magistrados indicados al margen.

Luis Maria Diez-Picazo Gimenez, presidente Celsa Pico Lorenzo

Emilio Frias Ponce Jose Antonio Montero Fernandez

Jose Maria del Riego Valledor Ines Huerta Garicano