ATS, 22 de Febrero de 2017

Ponente:FRANCISCO MARIN CASTAN
Número de Recurso:461/2015
Procedimiento:Casación
Fecha de Resolución:22 de Febrero de 2017
Emisor:Tribunal Supremo - Sala Primera, de lo Civil
 
ÍNDICE
CONTENIDO

AUTO

En la Villa de Madrid, a veintidós de Febrero de dos mil diecisiete.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO

La representación procesal de Instituto Europeo Estético, S.L. presentó el día 9 de enero de 2015 escrito de interposición de recurso de casación contra la sentencia dictada con fecha 27 de noviembre de 2014, por la Audiencia Provincial de Madrid (Sección 13.ª), en el rollo de apelación n.º 104/2014 , dimanante de los autos de juicio ordinario n.º 1659/2012 del Juzgado de Primera Instancia n.º 38 de Madrid.

SEGUNDO

Mediante diligencia de ordenación de fecha 4 de febrero de 2015 se tuvo por interpuesto el recurso, acordándose la remisión de las actuaciones a la Sala Primera del Tribunal Supremo, previo emplazamiento de las partes, apareciendo notificada dicha resolución a los procuradores de los litigantes.

TERCERO

La procuradora D.ª María Isabel Ramos Cervantes, en nombre y representación de Instituto Europeo Estético, S.L., presento escrito ante esta Sala con fecha 10 de febrero de 2015, personándose en calidad de parte recurrente. La procuradora D.ª Elisa Sáez Angulo, en nombre y representación de Bellium Media, S.L. presentó escrito ante esta Sala con fecha 11 de marzo de 2015 personándose en calidad de parte recurrida. Habiendo fallecido la procuradora D.ª Elisa Sáez Angulo se designó como nueva procuradora para la representación de Bellium Media, S.L. a la procuradora D.ª Alicia Tejedor Bachiller.

CUARTO

Por providencia de fecha 11 de enero de 2017 se pusieron de manifiesto las posibles causas de inadmisión del recurso a las partes personadas.

QUINTO

Mediante escrito presentado el día 1 de febrero de 2017 la parte recurrente ha manifestado su disconformidad con las posibles causas de inadmisión puestas de manifiesto por providencia de esta Sala de fecha 11 de enero de 2017 al entender que el recurso cumple todos los requisitos exigidos en la LEC para acceder a la casación. La parte recurrida, mediante escrito de fecha 30 de enero de 2017 se ha manifestado conforme con las posibles causas de inadmisión puestas de manifiesto.

SEXTO

Por la parte recurrente se ha efectuado el depósito para recurrir exigido por la disposición adicional 15.ª de la Ley Orgánica 6/1985, de 1 de julio, del Poder Judicial .

Ha sido ponente el Excmo. Sr. Magistrado D. Francisco Marin Castan, a los solos efectos de este trámite.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO

El presente recurso de casación se interpone contra una sentencia recaída en un juicio ordinario por el que la parte actora, Bellum Media, S.L., interpuso demanda contra Instituto Europeo Estético, S.L. en reclamación de la cantidad de 28.415,42 euros, más intereses como consecuencia de la falta de pago del precio derivado del contrato de arrendamiento de servicios de publicidad en internet suscrito con la demandada. Alega que la actora cumplió su obligación de gestión integral de la publicidad de la demandada en internet, incluso contratando con terceros, mientras que la demandada ha incumplido su obligación de pago del precio acordado.

La parte demandada se opuso a la demanda reconociendo la formalización del contrato de arrendamiento de servicios, alegando que la demandante ha incumplido o cumplido defectuosamente el contrato en tanto que en el mismo constituía un elemento esencial la optimización de las campañas publicitarias de la demandada, habiéndose acordado que, con el desarrollo de cada campaña y su resultado de optimización, se reducirían los costes para la demandada, más la actora no logró optimizar tales costes sino que, incluso los costes se incrementaron, frustrando el objeto esencial del contrato. Añade que la actora reclama campañas de publicidad completas cuando algunas fueron canceladas, incrementando el precio de otras facturas respecto de lo acordado y no justifica servicios incluidos en otras facturas, razones todas ellas por las que solicita la desestimación de la demanda.

La sentencia de primera instancia desestimó íntegramente la demanda. Dicha resolución fundamento tal fallo en el hecho de que la optimización de costes constituía un elemento integrante y esencial del contrato, hasta el punto de que, de no haberlo acordado así, carecería de interés el contrato para la arrendataria demandada pues ningún resultado económico positivo tendría. Señala que ha quedado probado que la demandante no logró la optimización del contrato, ni aplicó la reducción de costes de cada campaña conforme ambas partes habían acordado, resultando frustrado para la demandada el objeto y finalidad del contrato. Añade que las diferentes comunicaciones cursadas por la demandada a la actora por medio de correo electrónico ponen de manifiesto que la demandada formalizó su protesta, queja y disconformidad con la ausencia de resultado alguno en cuanto a la optimización de las campañas publicitarias encomendadas a la demandante, así como la no aplicación por esta última de la reducción de costes acordada, es más, considera probado que los costes se incrementaron.

Contra dicha resolución se interpuso recurso de apelación por la parte demandante, Bellum Media, S.L., el cual fue resuelto por la sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid, Sección 13ª, de fecha 27 de noviembre de 2014 .

Dicha resolución estimó parcialmente el recurso de apelación interpuesto, revocando la sentencia de primera instancia en el sentido de estimar parcialmente la demanda, condenando a la demandada, Instituto Europeo Estético, S.L., a pagar a la actora la cantidad de 23.552,34 euros.

Apoya tal conclusión la sentencia de la Audiencia Provincial en los siguientes hechos:

  1. El contrato concertado entre las partes fue un arrendamiento de servicios, no de obra o de mandato, no existiendo para la actora una obligación de resultado ni de optimización de costes.

  2. La demandante prestó una actividad profesional en beneficio de la demandada y de la que esta última se aprovechó, por lo que tiene derecho a una retribución por ello y al reintegro de los gastos soportados por razón del encargo aun cuando hubiera cumplido el contrato de forma irregular o defectuosa.

  3. Los costes por publicidad en Google y YouTube superaron con creces las previsiones de costes, lo que no solo es achacable al mercado y agresividad comercial de los competidores sino necesariamente a una deficiente gestión de la agencia actora desde el momento en que otras agencias conseguían precios significativamente mejores con los mismos proveedores. Ello supone un defectuoso cumplimiento de las obligaciones asumidas por la actora, en especial en cuanto a la optimización, dando lugar a que el contrato haya de ser calificado de irregular y deficientemente cumplido por la agencia en cuanto a la publicidad de Google y YouTube, sin que tal cumplimiento defectuoso exima por completo al cliente de su obligación de pago, debiéndose dar lugar a una compensación económica aunque reducida, condenando a la demandada a abonar a la actora la cantidad de 23.552,34 euros.

Recurre en casación la parte demandada, Instituto Europeo Estético, S.L.

Utilizado por la parte recurrente el cauce previsto en el ordinal 3º del art. 477.2 de la LEC 2000 , dicho cauce constituye la vía casacional adecuada, habida cuenta que el procedimiento se tramitó en atención a una cuantía inferior a los 600.000 euros.

SEGUNDO

El recurso de casación se articula en un único motivo en el que, tras citar como preceptos legales infringidos los artículos 1124 y 1100 del Código Civil , se alega la existencia de interés casacional por oposición a la jurisprudencia del Tribunal Supremo.

Como fundamento del interés casacional alegado se citan como opuestas a la recurrida las sentencias de esta Sala de fechas 5 de abril de 2006 , 15 de octubre de 2002 , 3 de diciembre de 2002 , 18 de octubre de 1993 , 20 de diciembre de 2006 y 30 de octubre de 2003 .

Dichas resoluciones establecen lo siguiente:

"...Este incumplimiento relativo o parcial, siempre que impida, como en el caso presente ocurre, la realización del fin del contrato, esto es, la completa y satisfactoria utilización del local arrendado, según los términos convenidos, tiene entidad que justifica la resolución contractual, sin necesidad de mayores consideraciones sobre la voluntad rebelde y deliberada al cumplimiento, doctrina jurisprudencial ya superada por la más actual de esta Sala, que sólo exige, en este sentido, como suficiente que se frustre el fin del contrato, para la otra parte, y que haya un incumplimiento inequívoco y objetivo, sin que sea preciso una tenaz y persistente resistencia obstativa al cumplimiento, bastando que se malogren como se dice, las legítimas aspiraciones de la contraparte...".

Argumenta la parte recurrente que el servicio comprometido contractualmente con la actora incluía como elemento esencial la gestión y optimización de las campañas publicitarias de Instituto Europeo Estético, S.L.. La optimización pactada consistía en rentabilizar al máximo las inversiones contratadas en publicidad on line por Instituto Europeo Estético, reduciendo los costes de la publicidad en internet. La propia sentencia recurrida señala que la parte actora actuó de forma negligente en la optimización manifestado que otras agencias consiguieron precios significativamente mejores con los mismos proveedores. Por ello el tribunal de apelación incurre en error al señalar los efectos de tal falta de cumplimiento pues acreditado el incumplimiento de la actora en la optimización de las campañas de publicidad ello supone una frustración del fin del contrato y de las legítimas aspiraciones de la demandada. Añade que efectivamente el contrato concertado es un contrato de prestación de servicios y no de obra pero el mismo estaba destinado a un fin, reducir los costes de la publicidad en internet y no cumplido tal extremo ello supone un incumplimiento esencial que frustra el fin mismo del contrato. El hecho de que se cumplieran algunos aspectos del contrato, como es la colocación de mensajes en la red, no significa un cumplimiento del contrato pues la razón esencial del mismo fue la reducción de costes de la publicidad en internet lo que no se ha conseguido. Afirma que el incumplimiento relativo o parcial siempre que impida, como ocurren en el presente caso, el fin último del contrato, esto es, la completa y satisfactoria prestación del servicio arrendado según los términos convenidos, tiene entidad que justifica la resolución contractual, bastando con que se malogren las legítimas aspiraciones de la contraparte.

TERCERO

Pues bien, a la vista de lo expuesto y pese a las manifestaciones de la parte recurrente, el recurso de casación no puede prosperar al incurrir en la causa de inadmisión de inexistencia de interés casacional por oposición a la jurisprudencia del Tribunal Supremo en tanto que la jurisprudencia invocada carece de consecuencias para la decisión del conflicto, atendida la ratio decidendi de la sentencia recurrida ( art. 483.2.3º, en relación con el art. 477.2.3 de la LEC ).

La parte recurrente a lo largo del recurso señala que el contrato concertado es un contrato de prestación de servicios y no de obra pero el mismo estaba destinado a un fin, reducir los costes de la publicidad en internet y no cumplido tal extremo ello supone un incumplimiento esencial que frustra el fin mismo del contrato. El hecho de que se cumplieran algunos aspectos del contrato, como es la colocación de mensajes en la red, no significa un cumplimiento del contrato pues la razón esencial del mismo fue la reducción de costes de la publicidad en internet lo que no se ha conseguido.

La sentencia recurrida, tras la valoración de la prueba y la interpretación del contrato, concluye el carácter no esencial de la prestación relativa a la reducción de costes. En concreto dicha resolución apoya tal conclusión en que el contrato concertado entre las partes fue un arrendamiento de servicios, no de obra o de mandato, no existiendo para la actora una obligación de resultado ni de optimización de costes. Asimismo señala que la demandante prestó una actividad profesional en beneficio de la demandada y de la que esta última se aprovechó, por lo que tiene derecho a una retribución por ello y al reintegro de los gastos soportados por razón del encargo aun cuando hubiera cumplido el contrato de forma irregular o defectuosa. Los costes por publicidad en Google y YouTube superaron con creces las previsiones de costes, lo que no solo es achacable al mercado y agresividad comercial de los competidores sino necesariamente a una deficiente gestión de la agencia actora desde el momento en que otras agencias conseguían precios significativamente mejores con los mismos proveedores. Ello supone un defectuoso cumplimiento de las obligaciones asumidas por la actora, en especial en cuanto a la optimización, dando lugar a que el contrato haya de ser calificado de irregular y deficientemente cumplido por la agencia en cuanto a la publicidad de Google y YouTube, sin tal cumplimiento defectuoso exima por completo al cliente de su obligación de pago, debiéndose dar lugar a una compensación económica aunque reducida, condenando a la demandada a abonar a la actora la cantidad de 23.552,34 euros.

En consecuencia, y a la vista de lo expuesto, la parte recurrente a lo largo del recurso en realidad está manifestando su disconformidad con la interpretación del contrato realizado por la sentencia recurrida, interpretación que no resulta atacada a través del presente recurso de casación pues ninguna infracción se alega de los preceptos relativos a la interpretación de los contratos, limitándose a afirmar el carácter esencial de la obligación de reducir los costes de publicidad obviando la interpretación contractual efectuada por la sentencia recurrida. En la medida que dicha interpretación del contrato no es atacada la misma debe mantenerse incólume en casación con la consecuencia que el recurso no puede prosperar. En cualquier caso, la interpretación realizada por la sentencia recurrida del contrato no puede decirse que resulte contraria a la lógica, absurda o irracional si se respeta la valoración de la prueba realizada por la sentencia recurrida, valoración probatoria que también resulta obviada a través del recurso.

En la medida que esto es así, la Sentencia recurrida no se opone a las Sentencias citadas como infringidas, resolución que, por tanto, debe mantenerse incólume en casación. Debe recordarse que el interés casacional consiste en el conflicto jurídico producido por la infracción de una norma sustantiva aplicable al objeto del proceso (que es el motivo del recurso de casación), en contradicción con la doctrina de esta Sala (lo que constituye presupuesto del recurso), por lo que es obvio que ese conflicto debe realmente existir y ser acreditado por la parte, siendo improcedente todo intento de recurso en el que se invoque el "interés casacional" que se manifieste como meramente nominal, artificioso o instrumental, ya que no podría cumplirse el fin del recurso, que es el mantenimiento o el cambio motivado de la jurisprudencia del Tribunal Supremo que ha sido contradicha.

En el presente caso el interés casacional representado por dicha contradicción con la jurisprudencia invocada no se refiere al modo en que fue resuelta la cuestión en función de los elementos fácticos, así como de las valoraciones jurídicas realizadas en la Sentencia a partir de tales elementos, sino que se proyecta hacia un supuesto distinto al contemplado en ella, desentendiéndose del resultado de hecho y de las consecuencias jurídicas derivadas de los mismos, de suerte que no estamos sino ante una cita de norma infringida meramente instrumental y, subsiguientemente, ante un interés casacional artificioso y, por ende, inexistente, incapaz de realizar la función de unificación jurisprudencial propia del recurso desde el momento en que responde a una situación distinta de la apreciada por la resolución recurrida.

CUARTO

Consecuentemente procede declarar inadmisible el recurso de casación y firme la Sentencia, de conformidad con lo previsto en el art. 483.4 LEC , dejando sentado el art. 483.5 que contra este Auto no cabe recurso alguno.

QUINTO

Siendo inadmisible el recurso de casación la parte recurrente perderá el depósito constituido, de conformidad con lo establecido en la disposición adicional 15.ª, apartado 9, de la Ley Orgánica 6/1985, de 1 de julio, del Poder Judicial .

SEXTO

Abierto el trámite de puesta de manifiesto y presentado escrito de alegaciones por la parte recurrida procede imponer las costas a la parte recurrente.

LA SALA ACUERDA

  1. ) Inadmitir el recurso de casación interpuesto por la representación procesal de Instituto Europeo Estético, S.L. contra la sentencia dictada con fecha 27 de noviembre de 2014, por la Audiencia Provincial de Madrid (Sección 13.ª), en el rollo de apelación n.º 104/2014 , dimanante de los autos de juicio ordinario n.º 1659/2012 del Juzgado de Primera Instancia n.º 38 de Madrid.

  2. ) Declarar firme dicha Sentencia.

  3. ) Imponer las costas a la parte recurrente, que perderá el depósito constituido.

  4. ) Y remitir las actuaciones, junto con testimonio de esta resolución al órgano de procedencia, llevándose a cabo la notificación de la presente resolución por este Tribunal a las partes recurrente y recurrida comparecidas ante esta Sala.

De conformidad con lo dispuesto en el art. 483.5 de la LEC contra la presente resolución no cabe recurso alguno.

Así lo acuerdan, mandan y firman los Excmos. Sres. Magistrados indicados al margen, de lo que como Secretario, certifico.