ATS, 18 de Julio de 2016

Ponente:JORGE RODRIGUEZ-ZAPATA PEREZ
Número de Recurso:896/2014
Procedimiento:CONTENCIOSO
Fecha de Resolución:18 de Julio de 2016
Emisor:Tribunal Supremo - Sala Tercera, de lo Contencioso-Administrativo
 
ÍNDICE
CONTENIDO

AUTO

En la Villa de Madrid, a dieciocho de julio de dos mil dieciséis.

HECHOS

PRIMERO

En el presente recurso contencioso-administrativo, interpuesto por el Procurador don Ramón Rodríguez Nogueira, en nombre y representación de doña Marisol , y en el trámite de formalización de la demanda se solicitó por medio de segundo otrosí digo el recibimiento del pleito a prueba para la práctica de las pruebas documentales y testifical que propone.

Se solicitó, asimismo, en los otrosíes digo cuarto al sexto, el planteamiento de las cuestiones prejudiciales interesadas a lo largo de la demanda; que conozca de la demanda el Pleno de la Sala ( artículo 197 LOPJ ) y que se abstuviesen del conocimiento del proceso ( artículo 217 a 219 de la LOPJ ) los miembros del Tribunal Supremo que pudieran ostentar prejuicios contra jueces sustitutos y magistrados suplentes.

SEGUNDO

El Abogado del Estado se opone al recibimiento a prueba en el escrito de contestación a la demanda y manifiesta, en el segundo otrosí de su escrito, que "...los hechos del proceso están perfectamente determinados. El debate está también trabado sobre la interpretación de determinados preceptos legales. Así pues, dice, el recibimiento del pleito a prueba es innecesario pues lo que se pretende es simplemente la reproducción del expediente administrativo".

Considera innecesario asimismo el planteamiento de las cuestiones prejudiciales propuestas por la actora remitiéndose a la sentencia de esta Sala de 19 de febrero de 2015 (recurso 394/2013 ), que reproduce en los extremos que considera de interés.

Siendo Ponente el Excmo. Sr. D. Jorge Rodriguez-Zapata Perez, Magistrado de la Sala

RAZONAMIENTOS JURIDICOS

PRIMERO

El artículo 60.1 de la Ley 29/1998, de 13 de julio , reguladora de la Jurisdicción contencioso-administrativa (en adelante LRJCA) exige que en los escritos en los que es posible solicitar el recibimiento a prueba, se expresen en forma ordenada los puntos de hecho sobre los que haya de versar la misma y los medios de prueba que se propongan.

Por otra parte, el artículo 60.3, inciso primero de la LRJCA dispone que "se recibirá el proceso a prueba cuando exista disconformidad en los hechos y éstos fueran de trascendencia, a juicio del órgano jurisdiccional, para la resolución del pleito".

SEGUNDO

La representación de doña Marisol pide el recibimiento a prueba en el segundo otrosí de su escrito de demanda pero expresa que detalla sólo los medios de prueba que propone "junto a los puntos de hecho que recaen cada uno de ellos". Pide, a tal fin que, por el Consejo General del Poder Judicial se certifiquen una serie de extremos que relaciona y que por el Tribunal Supremo y por la Audiencia Nacional se incorporen a los autos testimonio de diversos recursos contencioso-administrativos y de un procedimiento de conflicto colectivo. Concluye pidiendo prueba testifical.

TERCERO

La recurrente no cumple lo dispuesto en el art. 60.1 de la LRJCA en cuanto a la expresión ordenada de los puntos de hecho sobre los que ha de versar la prueba. Aunque expone los concretos medios que se proponen, en éste caso, los puntos de hecho sobre los que debe versar no se expresan con precisión. Así, nada se indica, por ejemplo, sobre qué extremos habrá de versar la prueba testifical o para qué se pide que se una a los autos un procedimiento de conflicto colectivo.

CUARTO

Además de este incumplimiento formal, que tiene relieve, aprecia la Sala que el recibimiento a prueba que se solicita es innecesario, pues los hechos que se pretenden acreditar no son negados por el Abogado del Estado ni discutidos por la Administración demandada, dejando a salvo como es lógico, su apreciación subjetiva y, además, la cuestión litigiosa es estrictamente jurídica, pues la pretensión formulada por la recurrente, es, en esencia, la de reconocimiento de una situación jurídica estatutaria/laboral de empleado público fijo desde el 1 de diciembre de 2006, con todos los derechos y obligaciones inherentes, y que se la declare juez integrante de la carrera judicial, dándole puesto en el escalafón, en régimen de igualdad, a los Jueces y Magistrados de carrera, con los efectos que especifica en el petitum de su demanda.

En consecuencia, además de la incorrecta expresión de los hechos ( artículo 60.1 LRJCA ) no procede tampoco de conformidad con lo dispuesto en el inciso primero del artículo 60.3 de la LJCA , acordar el recibimiento del proceso a prueba que solicita la parte actora.

QUINTO

Entramos a resolver sobre otras peticiones formuladas por la actora, que no merecen ser acogidas.

No es necesario el planteamiento de cuestión prejudicial al Tribunal de Justicia de la Unión Europea, al menos en este momento procesal, por las atinadas razones que expresa el Abogado del Estado en la contestación a la demanda, dados los precedentes de esta Sala, que manifiesta conocer perfectamente la parte recurrente en su demanda.

Tampoco procede avocar al Pleno de la Sala el conocimiento del recurso, conforme a lo establecido en el artículo 197 de la LOPJ , porque no se dan los supuestos de ese precepto.

Los alegatos sobre supuesta falta de imparcialidad de los Magistrados del Supremo son impertinentes: La abstención del conocimiento de un asunto es una decisión personal, así como una responsabilidad subjetiva de cada Magistrado ( artículo 217 LOPJ ), que no entra en el poder de disposición de las partes procesales.

Todo ello, como es obvio, sin perjuicio del derecho que asiste a las partes ( artículo 219.1 LOPJ ) y así a la parte recurrente, si entiende que procede en Derecho, de ejercitar en tiempo y forma sus facultades de recusación de Magistrados, ateniéndose a lo que establece el artículo 223 de la LOPJ , y con el poder especial que indica el apartado 2 del citado artículo 223.

Por lo expuesto,

LA SALA ACUERDA:

  1. ) No ha lugar al recibimiento del pleito a prueba solicitado por la representación procesal de Dª Marisol .

  1. ) No ha lugar a la avocación del asunto al Pleno ni al planteamiento de cuestión prejudicial.

Lo mandó la Sala y firman los Magistrados Excmos. Sres. al inicio designados