ATS, 17 de Mayo de 2016

Ponente:JORDI AGUSTI JULIA
Número de Recurso:3260/2015
Procedimiento:SOCIAL
Fecha de Resolución:17 de Mayo de 2016
Emisor:Tribunal Supremo - Sala Cuarta, de lo Social
 
ÍNDICE
CONTENIDO

AUTO

En la Villa de Madrid, a diecisiete de Mayo de dos mil dieciséis.

Es Magistrado Ponente el Excmo. Sr. D. Jordi Agusti Julia

HECHOS

PRIMERO

Por el Juzgado de lo Social Nº 1 de los de Reus se dictó sentencia en fecha 2 de diciembre de 2014 , en el procedimiento nº 380/2013 seguido a instancia de D. Ceferino contra CORPORACIÓN ALIMENTARÍA GUISSONA S.A. y GROUPAMA SEGUROS Y REASEGUROS S.A. (ahora PLUS ULTRA SEGUROS GENERALES Y VIDA S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS), sobre reclamación de cantidad, que desestimaba la pretensión formulada.

SEGUNDO

Dicha resolución fue recurrida en suplicación por la parte demandante, siendo dictada sentencia por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, en fecha 5 de junio de 2015 , que desestimaba el recurso interpuesto y, en consecuencia confirmaba la sentencia impugnada.

TERCERO

Por escrito de fecha 10 de septiembre de 2015, se formalizó por el letrado D. Héctor Bonet Albareda en nombre y representación de D. Ceferino , recurso de casación para la unificación de doctrina contra la sentencia de la Sala de lo Social antes citada.

CUARTO

Esta Sala, por providencia de 16 de marzo de 2016, acordó abrir el trámite de inadmisión por falta de contradicción. A tal fin se requirió a la parte recurrente para que en plazo de cinco días hiciera alegaciones, lo que efectuó. El Ministerio Fiscal emitió el preceptivo informe en el sentido de estimar procedente la inadmisión del recurso.

RAZONAMIENTOS JURIDICOS

PRIMERO

El artículo 219 de la Ley Reguladora de la Jurisdicción Social exige para la viabilidad del recurso de casación para la unificación de doctrina que exista contradicción entre la sentencia impugnada y otra resolución judicial que ha de ser -a salvo del supuesto contemplado en el número 2 de dicho artículo- una sentencia de una Sala de lo Social de un Tribunal Superior de Justicia o de la Sala IV del Tribunal Supremo. Dicha contradicción requiere que las resoluciones que se comparan contengan pronunciamientos distintos sobre el mismo objeto, es decir, que se produzca una diversidad de respuestas judiciales ante controversias esencialmente iguales y, aunque no se exige una identidad absoluta, sí es preciso, como señala el precepto citado, que respecto a los mismos litigantes u otros en la misma situación, se haya llegado a esa diversidad de las decisiones pese a tratarse de "hechos, fundamentos y pretensiones sustancialmente iguales" ( sentencias, entre otras, de 7 de abril y 4 de mayo de 2005 , R . 430/2004 y R. 2082/2004 ; 25 de julio de 2007, R. 2704/2006 ; 4 y 10 de octubre de 2007 , R. 586/2006 y 312/2007 , 16 de noviembre de 2007, R. 4993/2006 ; 8 de febrero y 10 de junio de 2008 , R. 2703/2006 y 2506/2007 ), 24 de junio de 2011, R. 3460/2010 , 6 de octubre de 2011, R. 4307/2010 , 27 de diciembre de 2011, R. 4328/2010 y 30 de enero de 2012, R. 4753/2010 .

Por otra parte, la contradicción no surge de una comparación abstracta de doctrinas al margen de la identidad de las controversias, sino de una oposición de pronunciamientos concretos recaídos en conflictos sustancialmente iguales ( sentencias de 28 de mayo de 2008, R. 814/2007 ; 3 de junio de 2008, R. 595/2007 y 2532/2006 ; 18 de julio de 2008, R. 437/2007 ; 15 y 22 de septiembre de 2008 , R. 1126/2007 y 2613/2007 ; 2 de octubre de 2008, R. 483/2007 y 4351/2007 ; 20 de octubre de 2008, R. 672/2007 ; 3 de noviembre de 2008, R. 2637/2007 y 3883/07 ; 12 de noviembre de 2008, R. 2470/2007 ; y 18 y 19 de febrero de 2009 , R. 3014/2007 y 1138/2008 ), 4 de octubre de 2011, R. 3629/2010 , 28 de diciembre de 2011, R. 676/2011 , 18 de enero de 2012, R. 1622/2011 y 24 de enero de 2012, R. 2094/2011 .

La sentencia impugnada confirma la dictada en la instancia, que ha desestimado la demanda del trabajador en reclamación de una indemnización de daños y perjuicios derivados del accidente laboral sufrido a consecuencia del cual ha sido declarado en incapacidad permanente total. La Sala, en primer lugar, rechaza el motivo de nulidad formulado por no haberse apreciado la cosa juzgada, pues en la fecha del pronunciamiento recurrido la sentencia sobre recargo por falta de medidas de seguridad sobre el mismo accidente --por atrapamiento de su mano en la máquina en que trabajaba-- no era todavía firme. No obstante, siendo firme en el momento de dictarse la sentencia de suplicación, aprecia el efecto positivo de cosa juzgada en relación con la sentencia en materia de recargo. Y partiendo del contenido de esta resolución, descarta la existencia de responsabilidad empresarial porque consta en la misma que "el demandante no cumplió con el procedimiento de seguridad preceptivo" (HºPº 3º) por "un supuesto exceso de confianza en la actuación profesional del demandante" (FºDº 2º). Concluye que no estando ante el supuesto de recargo sino de indemnización de daños y perjuicios esas afirmaciones implican necesariamente que no puede hablarse de culpa o negligencia del empresario.

La sentencia referencial, del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña de 03-10-11 (R. 3523/11 ), revoca parcialmente la dictada en la instancia y condena solidariamente a las empresas a pagar al trabajador 99.021,55 € en lugar de 142.458, 65 € --fijados por el Juzgado-- en concepto de indemnización por los daños derivados del accidente laboral sufrido. El accidente se produjo cuando el demandante realizaba la limpieza de una máquina, que puso en marcha para que los rodillos giraran mientras realizaba la limpieza con una manguera y la ayuda de un trapo, que se enganchó en los rodillos provocando el atrapamiento de la mano. Esa tarea no le correspondía realizarla al trabajador y lo hizo por orden de al empresa. La máquina no disponía de adecuados elementos de protección de los elementos atrapantes ni microinterruptores.

La Sala confirma la existencia de responsabilidad empresarial y reduce el importe de la indemnización en un 30% al apreciar concurrencia de culpas. A tal efecto, razona que la conducta del empresario, ordenando la limpieza de una máquina que carece de elementos de protección frente a los elementos atrapantes (rodillos) y de microinterruptores para detener de forma inmediata la máquina por quién limpia, supone la generación de un peligro con el resultado de atrapamiento. Por lo que no aprecia la ausencia de nexo causal ni la existencia de culpa exclusiva de la víctima. No obstante, reduce el importe de la indemnización en un 30% al apreciar concurrencia de culpas, puesto que el trabajador conocía el riesgo de atrapamiento y sabía que debía desconectar la máquina antes de realizar tareas de limpieza y no desplegó tal conducta.

De lo expuesto se desprende que las sentencias no son contradictorias al concurrir hechos y circunstancias diferentes que justifican las distintas soluciones alcanzadas. En particular, en la sentencia referencial consta que la empresa ordenó al trabajador realizar una labor que no le correspondía, consistente en la limpieza de una máquina que carecía de elementos de protección frente a los elementos atrapantes (rodillos) y de microinterruptores para detener de forma inmediata la máquina por quién limpia, con el resultado de atrapamiento de la mano; circunstancias que difieren de las contenidas en la sentencia recurrida, donde la Sala llega a la conclusión que no hay culpa o negligencia del empresario, partiendo del contenido de la sentencia firme dictada en el procedimiento sobre recargo en la que consta que "el demandante no cumplió con el procedimiento de seguridad preceptivo" (Hº Pº 3º) por "un supuesto exceso de confianza en la actuación profesional del demandante" (Fº Dº 2º).

SEGUNDO

De conformidad con el informe del Ministerio Fiscal procede inadmitir el presente recurso de casación para la unificación de doctrina, al no haber quedado desvirtuadas las causas que se hicieron constar en la providencia que abrió el incidente de inadmisión por el escrito de alegaciones. Sin que haya lugar a la imposición de costas al gozar la parte recurrente del beneficio de justicia gratuita.

Por lo expuesto, en nombre de S. M. El Rey y por la autoridad conferida por el pueblo español.

LA SALA ACUERDA:

Declarar la inadmisión del recurso de casación para la unificación de doctrina interpuesto por el letrado D. Héctor Bonet Albareda, en nombre y representación de D. Ceferino , contra la sentencia dictada por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña de fecha 5 de junio de 2015, en el recurso de suplicación número 1239/2015 , interpuesto por D. Ceferino , frente a la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social nº 1 de los de Reus de fecha 2 de diciembre de 2014 , en el procedimiento nº 380/2013 seguido a instancia de D. Ceferino contra CORPORACIÓN ALIMENTARÍA GUISSONA S.A. y GROUPAMA SEGUROS Y REASEGUROS S.A. (ahora PLUS ULTRA SEGUROS GENERALES Y VIDA S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS), sobre reclamación de cantidad.

Se declara la firmeza de la sentencia recurrida, sin imposición de costas a la parte recurrente.

Contra este auto no cabe recurso alguno.

Devuélvanse los autos de instancia y el rollo de suplicación a la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de procedencia con certificación de esta resolución y comunicación.

Así lo acordamos, mandamos y firmamos.