ATS, 5 de Marzo de 2014

Ponente:JOSE MANUEL LOPEZ GARCIA DE LA SERRANA
Número de Recurso:2512/2013
Procedimiento:SOCIAL
Fecha de Resolución: 5 de Marzo de 2014
Emisor:Tribunal Supremo - Sala Cuarta, de lo Social
 
ÍNDICE
CONTENIDO

AUTO

En la Villa de Madrid, a cinco de Marzo de dos mil catorce.

Es Magistrado Ponente el Excmo. Sr. D. Jose Manuel Lopez Garcia de la Serrana

HECHOS

PRIMERO

Por el Juzgado de lo Social Nº 12 de los de Madrid se dictó sentencia en fecha 26 de diciembre de 2011 , en el procedimiento nº 99/11 seguido a instancia de Dª Serafina , Brigida y Nemesio contra CONSEJERÍA DE PRESIDENCIA, JUSTICIA E INTERIOR DE LA COMUNIDAD DE MADRID, sobre derecho y cantidad, que estimaba la prescripción de las cantidades reclamadas por los tres actores anteriores al 23/12/2009 y estimaba parcialmente la demanda de los tres actores.

SEGUNDO

Dicha resolución fue recurrida en suplicación por ambas partes, siendo dictada sentencia por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, en fecha 25 de julio de 2013 , que desestimaba el recurso interpuesto por las actoras y estimaba en parte el recurso interpuesto por Consejería de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid, y, en consecuencia, revocaba la sentencia de instancia, desestimando la demanda y absolviendo a la demandada de las pretensiones deducidas en su contra.

TERCERO

Por escrito de fecha 17 de septiembre de 2013 se formalizó por el Letrado D. Gonzalo Manuel de Federico Fernández en nombre y representación de Dª Serafina , Dª Brigida y D. Nemesio , recurso de casación para la unificación de doctrina contra la sentencia de la Sala de lo Social antes citada.

CUARTO

Esta Sala, por providencia de 21 de enero de 2014, acordó abrir el trámite de inadmisión, por falta de contradicción. A tal fin se requirió a la parte recurrente para que en plazo de cinco días hiciera alegaciones, lo que efectuó. El Ministerio Fiscal emitió el preceptivo informe en el sentido de estimar procedente la inadmisión del recurso.

RAZONAMIENTOS JURIDICOS

PRIMERO

1 .- Los actores venían prestando sus servicios para la Consejería de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid (CAM), mediante contratos a tiempo parcial con un 50% de jornada. Por sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Madrid de 9 de junio de 2008 (ratificada por STS de 14/5/2009 -rco 89/2008 -) se condenó a la CAM a cumplir lo dispuesto en la Disposición Adicional 18 del vigente convenio colectivo, en relación con el denominado "Fondo de Adecuación de Puestos de Trabajo" y, en consecuencia a llevar a cabo el acuerdo de la comisión paritaria de vigilancia, interpretación y desarrollo en el acta 4/bis/2007 de 22 y 24 de octubre de 2007 - acuerdo de transformación en contratos a jornada completa con cargo al Fondo de referencia-. Con fecha 1 de julio de 2010 se dio cumplimiento al fallo judicial y se produjo la transformación de los contratos de los demandantes de tiempo parcial a tiempo completo al 100% de la jornada, y a partir de esa fecha se les viene abonando el salario correspondiente a la jornada completa.

En la demanda rectora de las actuaciones, reclaman los actores, en concepto de indemnización los daños y perjuicios ocasionados por el retraso en cumplir el Acuerdo de la Comisión Paritaria al haber sido privados de las percepciones correspondientes a un contrato a tiempo completo, y que concretan en la diferencia existente entre el salario percibido y el que hubieran debido percibir de haber realizado jornada completa. Y ello por el periodo que se contrae la reclamación del 24 de octubre de 2007 - fecha del Acuerdo- y el 1 de julio de 2010.

La sentencia impugnada -de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Madrid de 25 de julio de 2013 (Rec. 1909/12 )- revoca la de instancia y con ello desestima la pretensión rectora de las actuaciones. Siguiendo el criterio de resoluciones previas, basa la decisión en el hecho de que los actores no instaron la ejecución de la sentencia colectiva por lo que no puede pretender percibir el salario equivalente a un trabajo no realizado, sin que conste que los actores hayan reclamado o requerido a la CAM el aumento de la jornada.

  1. - Recurren los actores en casación unificadora alegando infracción de los arts 26 y 30 Estatuto de los Trabajadores (ET ) en relación con el art. 1101 del Código Civil e invocando como sentencia de contraste la de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Madrid de 14 de mayo de 2002 (R. 3321/2011 ), recaída en proceso instado por varios trabajadores que prestan servicios para la Comunidad Autónoma de Madrid con la categoría de educadores y que reclaman la cantidad de 8080,31 € en concepto de diferencias salariales entre jornada parcial y jornada completa, por el periodo que se contrae del mes de junio de 2009 al de abril 2010. Todo ello con fundamento en la sentencia de esta Sala de 14/5/2009 , a la que se hace referencia en la resolución ahora impugnada. En ese caso se estima la demanda por entender la Sala de Madrid que el retraso en el cumplimiento de una sentencia firme debe acarrear las consecuencias establecidas en el art. 1101 del CC . Tal retraso es patente en ese caso porque consta que los actores instaron la ejecución de la sentencia colectiva el 1 de julio de 2009 , sin que la Comunidad cumpliera la obligación impuesta hasta el 1 de julio de 2010.

  2. - El artículo 219 de la Ley Reguladora de la Jurisdicción Social exige para la viabilidad del recurso de casación para la unificación de doctrina que exista contradicción entre la sentencia impugnada y otra resolución judicial que ha de ser -a salvo del supuesto contemplado en el número 2 de dicho artículo- una sentencia de una Sala de lo Social de un Tribunal Superior de Justicia o de la Sala IV del Tribunal Supremo. Dicha contradicción requiere que las resoluciones que se comparan contengan pronunciamientos distintos sobre el mismo objeto, es decir, que se produzca una diversidad de respuestas judiciales ante controversias esencialmente iguales y, aunque no se exige una identidad absoluta, sí es preciso, como señala el precepto citado, que respecto a los mismos litigantes u otros en la misma situación, se haya llegado a esa diversidad de las decisiones pese a tratarse de "hechos, fundamentos y pretensiones sustancialmente iguales" ( sentencias, entre otras, de 24 de junio de 2011, R. 3460/2010 , 6 de octubre de 2011, R. 4307/2010 , 27 de diciembre de 2011, R. 4328/2010 y 30 de enero de 2012, R. 4753/2010 ). Por otra parte, la contradicción no surge de una comparación abstracta de doctrinas al margen de la identidad de las controversias, sino de una oposición de pronunciamientos concretos recaídos en conflictos sustancialmente iguales ( sentencias de 4 de octubre de 2011, R. 3629/2010 , 28 de diciembre de 2011, R. 676/2011 , 18 de enero de 2012, R. 1622/2011 y 24 de enero de 2012, R. 2094/2011 .

    Es evidente que las sentencias comparadas resuelven en sentido contrario sobre idéntica pretensión instada por trabajadores de la Comunidad de Madrid con el mismo amparo legal. Sin embargo, existe un dato con relevancia jurídica que impide apreciar la concurrencia de contradicción y en el que fundamenta el fallo la de contraste y ausente en la recurrida. En efecto, al contrario de lo que sucede en el caso de autos, en el de la alegada consta que los actores solicitaron la ejecución de la sentencia de conflicto colectivo, habiéndose demorado la CAM desde ese momento en un año para el cumplimiento de la obligación. Sin embargo, en la recurrida, los trabajadores no han efectuado ninguna reclamación o solicitud con el objeto de que el contrato a tiempo parcial que les ligaba con la demandada se convirtiera en contrato a tiempo completo. Y tal diferencia resulta trascendente puesto que el hecho de haber instado o no la ejecución determina para la Sala de Madrid el que los demandantes tengan derecho o no a percibir la indemnización reclamada.

  3. - En el escrito de alegaciones la recurrente insiste en la admisión del recurso pero las diferencias apuntadas son claras e impiden apreciar la identidad necesaria conforme a lo expuesto en esta resolución. No existe confusión en la providencia de inadmisión puesto que en el supuesto de contraste consta que los sindicatos demandantes -únicos legitimados para ello en el proceso colectivo- instaron la ejecución de la sentencia. Y tal dato no consta, como se ha indicado, en la ahora recurrida.

    Por otra parte, esta misma solución - inadmisión por falta de contradicción- ha sido la adoptada en asuntos idénticos al actual, entre otros RCUD 3023/12 y 3160/12, sin que existan razones para adoptar otra diferente.

SEGUNDO

De conformidad con el informe del Ministerio Fiscal procede inadmitir el presente recurso de casación para la unificación de doctrina, sin imposición de costas por tener la parte recurrente reconocido el beneficio de justicia gratuita.

Por lo expuesto, en nombre de S. M. El Rey y por la autoridad conferida por el pueblo español.

LA SALA ACUERDA:

Declarar la inadmisión del recurso de casación para la unificación de doctrina interpuesto por el Letrado D. Gonzalo Manuel de Federico Fernández, en nombre y representación de Dª Serafina , Dª Brigida y D. Nemesio contra la sentencia dictada por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Madrid de fecha 25 de julio de 2013, en el recurso de suplicación número 1909/12 , interpuesto por Dª Serafina y OTROS y por CONSEJERÍA DE PRESIDENCIA, JUSTICIA E INTERIOR DE LA COMUNIDAD DE MADRID, frente a la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social nº 12 de los de Madrid de fecha 26 de diciembre de 2011 , en el procedimiento nº 99/11 seguido a instancia de Dª Serafina , Brigida y Nemesio contra CONSEJERÍA DE PRESIDENCIA, JUSTICIA E INTERIOR DE LA COMUNIDAD DE MADRID, sobre derecho y cantidad.

Se declara la firmeza de la sentencia recurrida, sin imposición de costas a la parte recurrente.

Contra este auto no cabe recurso alguno.

Devuélvanse los autos de instancia y el rollo de suplicación a la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de procedencia con certificación de esta resolución y comunicación.

Así lo acordamos, mandamos y firmamos.