STS, 16 de Abril de 1990

Ponente:ANTONIO MARTIN VALVERDE
Procedimiento:RECURSO CASACIÓN
Fecha de Resolución:16 de Abril de 1990
Emisor:Tribunal Supremo - Sala Cuarta, de lo Social
 
ÍNDICE
CONTENIDO

Núm. 609.-Sentencia de 16 de abril de 1990

PONENTE: Excmo. Sr. don Antonio Martín Valverde.

PROCEDIMIENTO: Despido.

MATERIA: Recurso de casación por quebrantamiento de forma; denegación de medio de prueba.

NORMAS APLICADAS: Art. 168.3 de la Ley de Procedimiento Laboral .

DOCTRINA: La denegación de un medio de prueba para que prospere en casación, requiere el

cumplimiento de los requisitos formales, entre ellos, la oportuna protesta en el acto del juicio, lo

que no aparece cumplido, aparte no haberse acreditado indefensión por la parte recurrente.

En Madrid, a dieciséis de abril de mil novecientos noventa.

Vistos los presentes autos pendientes ante esta Sala en virtud de recurso de casación por quebrantamiento de forma interpuesto a nombre de don Ildefonso, representado por el Procurador don José Sánchez Jáuregui y defendido por Letrado, contra la sentencia dictada por la Magistratura de Trabajo, hoy Juzgado de lo Social, número 1 de Oviedo, conociendo de la demanda interpuesta ante la misma por dicho recurrente contra la entidad «Almacenes Pedro Patino, S.A.», representada por el Procurador don Juan Corujo López Villamil y defendida por Letrado y contra el Fondo de Garantía Salarial, representada y defendida por el Abogado del Estado, sobre despido.

Es Ponente el Magistrado Excmo. Sr. don Antonio Martín Valverde.

Antecedentes de hecho

Primero

El actor interpuso demanda ante la Magistratura de Trabajo, hoy Juzgado de lo Social, contra expresados demandados en la que tras exponer los hechos y Fundamentos de Derecho que estimó de aplicación, terminaba suplicando se dicte sentencia por la que se condene a la demandada a readmitir al actor y a satisfacerle los salarios dejados de percibir.

Segundo

Admitida a trámite la demanda, se celebró el acto del juicio en el que la parte actora se ratificó en la misma oponiéndose la demandada, según consta en acta. Y recibido el juicio a prueba, se practicaron las propuestas y declaradas pertinentes.

Tercero

Con fecha 20 de febrero de 1989, se dicta sentencia en la que consta el siguiente fallo: «Que desestimando la demanda presentada por Ildefonso, contra la Empresa "Almacenes Pedro Patino, S.A.", debo declarar y declaro la procedencia del despido de que fue objeto el actor y resuelto su contrato de trabajo sin derecho a indemnización, absolviendo a la patronal demandada de las acciones contra ella ejercitadas.»

Cuarto

Contra expresada resolución se interpuso recurso de casación por quebrantamiento de forma a nombre de don Ildefonso y recibidos y admitidos los autos en esta Sala por su Procurador don José Sánchez Jáuregui, en escrito de fecha 8 de septiembre de 1989, se formalizó el correspondiente recurso, autorizándolo y basándolo en los siguientes motivos: Primero: Al amparo del art. 167.4 de la Ley de Procedimiento Laboral en relación con el art. 168.3 del mismo texto y con el art. 1.692.3 y el 1.693 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, por infracción del art. 168.3 de la Ley de Procedimiento Laboral . Segundo: Al amparo del art. 167.4 en relación con el art. 168 de la Ley de Procedimiento Laboral, por infracción del art.

24.1 de la Constitución Española . Terminaba suplicando se dicte sentencia que case y anule la recurrida.

Quinto

Evacuado el traslado de impugnación, el Ministerio Fiscal emitió informe en el sentido de considerar el recurso improcedente, e instruido el Excmo. Sr. Magistrado Ponente, se declararon conclusos los autos, señalándose para votación y fallo el día 5 de abril de 1990, lo que tuvo lugar.

Fundamentos de Derecho

Primero

Al margen de las consideraciones que pudieran hacerse sobre el enunciado de los motivos del presente recurso por quebrantamiento de forma, es perfectamente clara la pretensión revisora del recurrente por denegación de medio de prueba (motivo primero), denegación que -según su alegato- le ha colocado en situación de indefensión, lesionando con ello el derecho a la defensa que es uno de los componentes del derecho fundamental a una tutela judicial efectiva (motivo segundo).

La alegación del motivo primero del recurso se apoya en la premisa de que la omisión de la práctica de una prueba propuesta y admitida equivale a la denegación o inadmisión de dicho medio de prueba. Pero, por un lado, según la jurisprudencia, esta ecuación no se da siempre, sino sólo en supuestos muy determinados ( TS soc. 2 de febrero de 1983 ). Y, en cualquier caso, es evidente que, incluso admitida tal equivalencia, deberán concurrir en el supuesto concreto los requisitos de comportamiento procesal de la parte que se exigen para que pueda prosperar el motivo de casación por quebrantamiento de forma incluidos en el art. 168.3 de la vigente Ley de Procedimiento Laboral (LPL ). Al menos uno de estos requisitos formales no ha sido cumplido en la instancia por el recurrente: la formulación de la oportuna protesta en el acto del juicio. Así lo pone de relieve el acta del juicio incluida en los folios 9.138 y siguientes de los autos.

La ausencia del requisito de protesta en el acto del juicio de la no utilización del medio de prueba propuesto es considerada por una constante jurisprudencia como causa de desestimación del recurso de casación por quebrantamiento de forma apoyado en el motivo señalado en el art. 168.3 de la Ley de Procedimiento Laboral (LPL ).

Segundo

Las consideraciones anteriores llevan a la desestimación de los dos motivos en que se apoya el recurso. No se acredita indefensión de la parte recurrente en el proceso de instancia y no se cumplen los requisitos necesarios para que pudiera aceptarse el quebrantamiento de forma alegado. Procede, por tanto, la desestimación de este recurso, y, de acuerdo con el art. 172 párrafo segundo de la Ley de Procedimiento Laboral, la entrega de los autos al recurrente para que se formalice el anunciado recurso de infracción de ley en el plazo de quince días contados desde dicha entrega.

Por lo expuesto, en nombre del Rey y por la autoridad conferida por el pueblo español, pronunciamos el siguiente:

FALLO

Desestimamos el recurso de casación por quebrantamiento de forma interpuesto a nombre de don Ildefonso, contra la sentencia dictada por la Magistratura de Trabajo, hoy Juzgado de lo Social, número 1 de Oviedo, de fecha 20 de febrero de 1989, en autos seguidos a instancia de dicho recurrente contra «Almacenes Pedro Patino, S.A.», y el Fondo de Garantía Salarial, sobre despido. Entréguense los autos al recurrente para que formalice, en su caso, el recurso por infracción de ley anunciado contra la referida sentencia de la Magistratura de Trabajo (hoy Juzgado de lo Social) número 1 de Oviedo.

Devuélvanse los autos al Juzgado de lo Social de procedencia con certificación de esta sentencia y comunicación.

ASI, por esta nuestra sentencia, que se insertará en la COLECCIÓN LEGISLATIVA, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.- Enrique Alvarez Cruz.- Antonio Martín Valverde.- Juan Antonio del Riego Fernández.- Rubricados. Publicación: En el mismo día de la fecha fue leída y publicada la anterior sentencia por el Magistrado Ponente Excmo. Sr. don Antonio Martín Valverde, hallándose celebrando audiencia pública en la Sala de lo Social del Tribunal Supremo, de lo que como Secretario de la misma certifico.- Alberto Fernández Martínez.-Rubricado.