Sentencia nº 979/2005 de TS, Sala 2ª, de lo Penal, 18 de Julio de 2005

Contenido completo sólo para clientes

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS
Procedimiento:PENAL - PROCEDIMIENTO ABREVIADO/SUMARIO
Ponente:CARLOS GRANADOS PEREZ
Fecha de Resolución:18 de Julio de 2005
Número de Resolución:979/2005
Número de Recurso:838/2004
Emisor:Tribunal Supremo - Sala Segunda, de lo Penal
RESUMEN

FALSEDAD DE DOCUMENTO. FALSEDAD PROCESAL. AGRAVACIÓN. CONCURSO MEDIAL. CÓMPUTO DE LA PRESCRIPCIÓN. La falsedad es de un documento oficial, pues si bien ha de estarse a la naturaleza del documento en el momento de la alteración falsaria, esta doctrina experimenta una inflexión cuando el documento nace con el único destino de producir efectos en el orden oficial o en el seno de las... (ver resumen completo)

EXTRACTO GRATUITO

CARLOS GRANADOS PEREZMIGUEL COLMENERO MENENDEZ DE LUARCAGREGORIO GARCIA ANCOS

SENTENCIA

En la Villa de Madrid, a dieciocho de Julio de dos mil cinco.

En el recurso de casación por infracción de preceptos constitucionales e infracción de ley que ante Nos pende, interpuesto por Ildefonso, contra sentencia dictada por la Sección Quinta de la Audiencia Provincial de Barcelona, que le condenó por delitos de falsedad en documento oficial y estafa, los componentes de la Sala Segunda del Tribunal Supremo que al margen se expresan se han constituido para la votación y fallo bajo la Presidencia y Ponencia del Excmo. Sr. D. Carlos Granados Pérez, siendo también parte el Ministerio Fiscal y como acusación particular la ejercitada por Juan Francisco, representado por la Procuradora Sra. Rodríguez Pérez, y estando el acusado recurrente representado por la Procuradora Sra. Margallo Ribera.

ANTECEDENTES

  1. - El Juzgado de Instrucción número 1 de Villafranca del Penedès instruyó Procedimiento Abreviado con el número 204/2000 y una vez concluso fue elevado a la Audiencia Provincial de Barcelona que, con fecha 16 de septiembre de 2003, dictó sentencia que contiene los siguientes HECHOS PROBADOS: "Ha resultado probado y así se declara que Ildefonso, mayor de dad y sin antecedentes penales, era en 1994, 1995 y 1996 administrador de hecho apoderado de la mercantil INCONSIOL, S.L., aunque formalmente la administradora era su hija Blanca, también mayor de edad y sin antecedentes penales.- En aquella condición Ildefonso convino con CONSTRUCCIÓN URBANISMO MANTENIMIENTO Y REHABILITACION, S.L. (en adelante CONSTRUMAR, S.L.) a finales de enero de 1995, representada por Jesús Luis la subcontratación de INCONISOL , S.L. para la realización por ésta de alicatados en una obra sita en Vilafranca del Penedés, en Avenida Peregrina con la carretera de Igualada.- Para el pago de dicho trabajos, que se iniciaron y ejecutaron después de que Juan Francisco ya había renunciado con fecha 18 de enero de 1995 como administrador mancomunado -conjuntamente con Jesús Luis de CONSTRUMAR, S.L., esta constructora libró tres pagarés, de importes 1.788.327.- Ptas, 405.388.- Ptas y 1.788.327.- Ptas, respectivamente, a favor de INCONISOL, S.L. con vencimientos junio y julio de 1995, los cuales resultaron impagados por la libradora.- Ante tal impago y como sea que CONSTRUMAR, S.L. y su único administrador Jesús Luis eran insolventes, Ildefonso dió instrucciones a los correspondientes profesionales para que presentaran en representación de INCONISOL, S.L. demanda, entre otros, contra aquella contratista y contra el anterior coadministrador Juan Francisco, ante los Juzgados de Primera Instancia de Vilafranca del Penedès. Y a fin de probar la supuesta legitimación pasiva de este último facilitó a los referidos profesionales diversos contratos de trabajo otorgados por el propio acusado, en representación de INCONISOL, S.L., y sus trabajadores pero referidos a otras obras distintas a la encargada por CONSTRUMAR, S.L. que habían sido firmados con anterioridad al inicio de esta última obra y por lo tanto con fecha anterior a que Juan Francisco hubiera renunciado a su cargo y a que constara en el Registro Mercantil la renuncia, hallándose registrados en el Instituto Nacional de Empleo el 19.1.1995, el correspondiente al trabajador Abelardo firmado el día 18 de enero de 1995, y el de Raúl firmado el día 10 de enero de 1995 y registrado el 12 de enero de 1995.- Para lograr engañar al Juzgador, el acusado Ildefonso, o persona no identificada siguiendo las instrucciones de éste, borró con tinta blanca correctora el centro de trabajo que figuraba en dichos contratos, estampando a máquina en su lugar la situación de la obra cuyos trabajos reclamaba judicialmente, es decir la carretera de Igualada. Vilafranca del Penedès. Además, también obtuvo y dio instrucciones para que se aportara como prueba en el procedimiento civil el testigo Casimiro, mayor de edad y sin antecedentes penales, a los efectos de que declaraba que había trabajado para INCONISOL, S.L., lo que era cierto, y que las obras que se reclamaban habían dado comienzo en diciembre de 1994 en lugar de su verdadero inicio, declaración ésta no ajustada a la realidad que con conocimiento de ello emitió este acusado al declarar como testigo.- Como consecuencia de lo anterior Ildefonso logró que el órgano judicial dictara, en el procedimiento civil de reclamación de cantidad iniciado en el año 1996, sentencia por la que se condenó a abonar las sumas referidas, entre otros, a Juan Francisco. Dicha sentencia se halla pendiente de la resolución de recurso de revisión formulado por éste ante el Tribunal Supremo, Sala 1ª.- Blanca no participó en los hechos relatados.- En fecha 16 de febrero de 2000 fue presentada denuncia por Juan Francisco contra los acusados. En fecha 23 de febrero de 2000 fueron incoadas diligencias indeterminadas por el Juzgado de Instrucción n´º 1 de los de Vilafranca. Posteriormente fue formulada querella por aquél que fue admitida por el propio Juzgado por Auto de fecha 12 de mayo de 2000.

  2. - La sentencia de instancia dictó el siguiente pronunciamiento: "FALLAMOS: Que DEBEMOS CONDENAR Y CONDENAMOS a Ildefonso como autor criminalmente responsable de un delito de falsedad en documento oficial cometida por particular del artículo 392, con relación al artículo 390.1.1º ambos del propio Código en concurso medial, del artículo 77, con un delito intentado de estafa de los artículos 248.1 y 250.1.2º todos ellos del mismo texto legal, sin circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal, por la falsedad a las penas de NUEVE MESES DE PRISION, a las accesorias de inhabiltiación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, y a la pena de MULTA DE OCHO MESES, con una cuota diaria de un euro con veinte céntimos, que deberá ser abonada de una sola vez dentro de los cinco días siguientes de ser requerido de pago al efecto, con una responsabilidad personal subsidiaria en caos de impago e insolvencia de ciento veinte días, y por el delito de estafa la pena de NUEVE MESES DE PRISION, y a la pena de MULTA DE CUATRO MESES Y QUINCE DIAS, con la misma cuota diaria y forma de pago, con una responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago e insolvencia de sesenta y siete días, con expresas imposición de dos quintos de las costas.- Se le condena a pagar a Juan Francisco la suma, que deberá quedar fijada en ejecución de sentencia, a que asciendan todos los gastos que de todo tipo haya tenido que incurrir este último, ya sean necesarios o convenientes, para oponerse a la acción civil ejercitada por INCONISOL, S.L. contra él, más el interés del artículo 576 de la Ley de Enjuiciamiento Civil , una vez liquida la cantidad. Se declara responsable civil subsidiaria a la mercantil INCONISOL, S.A.- DEBEMOS ABSOLVER Y ABSOLVEMOS a Casimiro y a Blanca de toda responsabilidad criminal por los hechos por lo que se ha seguido la causa, con declaración de tres quintos de las costas de oficio.- Notifíquese la presente sentencia a las partes haciéndoles saber que contra la misma pueden interponer recurso de casación dentro del plazo de cinco días".

  3. - Notificada la sentencia a las partes, se preparó recurso de casación por infracción de preceptos constitucionales e infracción de Ley, que se tuvo por anunciado, remitiéndose a esta Sala Segunda del Tribunal Supremo las certificaciones necesarias para su sustanciación y resolución, formándose el rollo y formalizándose el recurso.

  4. - El recurso interpuesto se basó en los siguientes MOTIVOS DE CASACION: Primero.- En el primer motivo del recurso, formalizado al amparo del artículo 5.4 de la Ley Orgánica del Poder Judicial , se invoca vulneración del derecho a un proceso sin dilaciones indebidas que proclama el artículo 24.2 de la Constitución e inaplicación del artículo 21.1 del Código Penal . Segundo.- En el segundo motivo del recurso, formalizado al amparo del artículo 5.4 de la Ley Orgánica del Poder Judicial , se invoca vulneración del derecho de presunción de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS