Sentencia de TS, Sala 2ª, de lo Penal, Octubre 17, 1998

Contenido completo sólo para clientes

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS
Procedimiento:RECURSO DE CASACIÓN
Ponente:D. ENRIQUE BACIGALUPO ZAPATER
Fecha de Resolución:1998/10/17
Número de Recurso:1932/1997
Emisor:Tribunal Supremo - Sala Segunda, de lo Penal
RESUMEN

"FALTA DE LESIONES. AGRAVANTE. PRUEBA. Se persigue penalmente a los imputados como autores responsables, cada uno, de dos faltas de lesiones, ya definidas, con la concurrencia de la agravante de prevalimiento de carácter público. Las agravantes específicas del art. 148,1° CP. presuponen que el autor haya utilizado algo más que su propia fuerza personal. Es decir, requieren un medio específico... (ver resumen completo)

EXTRACTO GRATUITO

En la Villa de Madrid, a diecisiete de Octubre de mil novecientos noventa y ocho.

En el recurso de casación por quebrantamiento de forma e infracción de Ley interpuesto por los PROCESADOS: Constantinoy Alejandro-representados por el Procurador Sr. Sánchez Jáuregui- y Pedro Jesús-representado por la Procuradora Sra. del Barrio León; ACUSACIÓN PARTICULAR: Juan Maríay Luis Alberto-representados por el Procurador Sr. Pozas Granero; ACUSACIONES PARTICULARES: Asociación contra la tortura -representada por la Procuradora Sra. González Díaz- SOS Racismo- CAM -representada por la Procuradora Sra. Oca de Zayas- y Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) -representada por el Procurador Sr. Infante Sánchez, los componentes de la Sala Segunda del Tribunal Supremo que al margen se expresan se han constituido para la deliberación y fallo bajo la Presidencia y Ponencia del Excmo. Sr. D. Enrique Bacigalupo Zapater, siendo también parte el Ministerio Fiscal.I. ANTECEDENTES

  1. - El Juzgado de Instrucción número 6 de Madrid instruyó sumario con el número 1240/93-PA contra los procesados Constantino, Alejandroy Pedro Jesúsy, una vez concluso, lo remitió a la Audiencia Provincial de la misma Capital que, con fecha 21 de Abril de 1997, dictó sentencia que contiene los siguientes hechos probados:

    "Sobre las 0,25 horas del día veintiséis de Marzo de mil novecientos noventa y tres, con ocasión de encontrarse los hermanos Juan Maríay Luis Albertoen el interior del turismo marca Ford-Escort, matrícula X-....-UZ, propiedad del primero, aparcado en la confluencia de las calles Puerto Lápice y Talco de Madrid, se aproximaron a ellos, tras parar su coche-patrulla, los funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía, Pedro, con carnet profesional NUM000, y Alejandro, con carnet profesional NUM001, ambos mayores de edad y sin antecedentes penales, dirigiéndose cada uno de ellos a la altura de las puertas delanteras de los ocupantes del turismo. Requiriendo que salieran del mismo y se identificaran, preguntando Pedro Jesúsal agente Constantinopor qué no identificaban a las personas de más abajo, comentario que irritó al citado policía que, con la punta de su defensa reglamentaria (porra) golpeó en el estómago a Juan María, al tiempo que le decía que quién era él para decir a un policía a quién tenía que identificar. Al pedirle Juan Maríaque no la maltratase, tal agente, dirigiéndose a su compañero Alejandro, comenta que "éste es un sudaca de mierda que está jodiendo igual que los otros". A continuación Constantinocontinuó dando nuevos golpes en el estómago de Juan Maríacon la punta de la defensa, y como éste pidiera que le respetase y cesase en su maltrato, insinuándole que gritaría de continuar así, tal nuevo comentario enfureció al policía de referencia que, de manera airada y violenta, empezó a golpear a Juan Maríacon la defensa, repetidamente en todas las partes del cuerpo, incluso en la cabeza, tratando Juan Maríade interponer sus brazos para evitar mayor lesión física, al tiempo que gritaba en demanda de auxilio y a fin de que los vecinos presenciaran lo que estaba ocurriendo. Por cuya circunstancia, con objeto de que callara, recibió Juan Maríaun golpe con la defensa del también policía Alejandro.

    Al presenciar tales agresiones a su hermano, Luis Albertotrató de acercarse al mismo, recibiendo un porrazo por parte de Constantino, al tiempo que el agente Alejandrole tiraba al suelo, golpeando a Luis Albertovarias veces con la porra.

    Como los gritos continuos en petición de auxilio por parte de Juan Maríadeterminaron que, alarmados los vecinos, se asomaran a las ventanas y balcones, llegando incluso tres de ellos a telefonear al 091 de la Policía, los agentes cesaron en su agresión, manifestándoles Juan Maríay Luis Albertoque iban a denunciarles por la agresión de que les habían hecho objeto. Indicándoles los policías que eran ellos quienes iban a llevarles a Comisaría como denunciados por desobediencia y resistencia. Tras discutir con los jóvenes si iban a Comisaría en su propio coche o en el vehículo policial, éstos accedieron finalmente a introducirse en el último, siendo trasladados a la Comisaría de Usera, sin que, en consecuencia, hubiera necesidad de esposar a Juan Maríay Luis Alberto.

    Al llegar a la Comisaría de referencia, se les indicó que se sentaran en el banquillo que se utiliza para los detenidos. Haciendo acto de presencia seguidamente el inspector Pedro Jesús, mayor de edad y sin antecedentes penales, que estaba en funciones de inspector de guardia y que, en su consecuencia, era en ese momento el máximo responsable de la Comisaría, el cual había venido oyendo a través de su radio-transmisor que los componentes de un radio patrulla tenían un incidente y que la emisora del 091 pedía que acudiesen en su auxilio, circunstancia que le confirmaron los otros dos policías acusados ya en Comisaría. Tal inspector se acerca a los jóvenes de referencia, los cuales, a preguntas de aquél, le dicen que son de Perú, tras cuya manifestación y de manera inmediata Pedro Jesúsda dos o tres bofetadas en la cara a Juan María, un rodillazo en los testículos y un puntapié en el pie izquierdo, cayendo derribado al suelo. Agresión que determina que Luis Albertopregunte a los policías presentes cómo pueden permitir ésto. Ordenando el inspector a continuación que se les esposase, lo que así se hizo.

    A consecuencia de los hechos relatados, Juan Maríay Luis Albertosufrieron lesiones físicas de las que curaron en diez días, así como perturbaciones psicológicas derivadas de su vivencia en la Comisaría, consistentes en neurosis traumática de angustia o, lo que es igual, trastorno de estrés postraumático, que exigió tratamiento psiquiátrico, curando finalmente a los 55 y 40 días respectivamente, sin secuela, ello sin perjuicio de que Juan María, al aproximarse y vivir el juicio que motiva esta sentencia, haya tenido una reactivación de angustia, temor y humillación por la experiencia sufrida.

    No consta acreditado que Pedro Jesúsagrediese a Luis Alberto.".

  2. - La Audiencia de instancia dictó el siguiente pronunciamiento:

    "F A L L A M O S: Que debemos condenar y condenamos a Constantinoy a Alejandro, como autores responsables, cada uno, de dos faltas de lesiones, ya definidas, con la concurrencia de la agravante de prevalimiento de carácter público, a dos penas, al primero, de seis fines de semana cada una, y al segundo a dos penas de cinco fines de semana cada una; igualmente condenamos a ambos, por mitad e iguales partes, al pago de las costas procesales correspondientes a un juicio de faltas, sin que su importe pueda exceder de las dos cuartas partes de las correspondientes a este proceso, y a que indemnicen, de manera conjunta y solidaria, a Juan Maríay a Luis Albertoen 100.000 pesetas, a cada uno, por sus lesiones.

    Condenamos también a Pedro Jesús, como autor responsable de un delito de lesiones, y definido, con la concurrencia de la agravante de prevalimiento de carácter público, a la pena de un año, nueve meses y un día de prisión, inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, al pago de una cuarta parte de las costas procesales, con expresa inclusión de las correspondientes, en tal proporción, a la acusación particular, y a que indemnice a Juan Maríaen 825.000 pesetas por daños físicos y morales.

    Absolvemos a Pedro Jesúsdel segundo delito de lesiones de que venía acusado en este procedimiento, declarando de oficio el resto de las costas procesales que no han sido objeto de expresa condena en esta sentencia.

    Se declara la responsabilidad civil subsidiaria del Estado y, en consecuencia, en caso de insolvencia de los condenados penalmente deberá el Ministerio del Interior satisfacer las indemnizaciones que se les ha impuesto".

  3. - Notificada la sentencia a las partes, se preparó recurso de casación por quebrantamiento de forma e infracción de Ley por los procesados, la Acusación Particular, y la acción popular, que se tuvieron por anunciados, remitiéndose a esta Sala Segunda del Tribunal Supremo las certificaciones necesarias para su sustanciación y resolución, formándose el correspondiente rollo y formalizándose el recurso.

  4. - La representación de los recurrentes basa su recurso en los siguientes motivos de casación:

    A.- Recurso de los procesados Constantinoy Alejandro.-

PRIMERO

- Por infracción de Ley, del art. 849 LECr ., por infracción de los arts. 112.6, 113 y 114 del derogado CP , por infracción de la disposición transitoria segunda y art. 2 de la LO 10/95 y art. 24 del derogado CP . en relación con los arts. 85 del derogado CP . y 37.2 del nuevo CP . y por infracción del art. 582, párraf. 1º CP . derogado en relación con el art. 617.2 del vigente CP .

SEGUNDO

- Por infracción de Ley, del art. 849.2º LECr .

TERCERO

- Por infracción de preceptos constitucionales al amparo del art. 5.4 LOPJ en relación con el art. 24 y 120.3 CE.

CUARTO

- Por quebrantamiento de forma del art. 851.1º LECr .

B.- Recurso del procesado Pedro Jesús.-

PRIMERO

- Al amparo del art. 849, LECr ., por aplicación indebida del art. 147.1 del vigente CP . y por aplicación indebida del art. 22.7 del mismo texto legal.

SEGUNDO

- Al amparo del art. 851 LECr . al existir predeterminación del fallo en hechos probados.

C.- Recurso de la Acusación Particular: Luis Albertoy Juan María(Al que se adhiere la COMISIÓN ESPAÑOLA

DE AYUDA AL REFUGIADO -CEAR.-)

PRIMERO

- Por infracción de Ley del art. 849.1º LECr . por infracción del art. 617 del actual CP . o el art....

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS