Sentencia de TS, Sala 4ª, de lo Social, 17 de Julio de 1986

Contenido completo sólo para clientes

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS
Ponente:FELIX DE LAS CUEVAS GONZALEZ
Fecha de Resolución:17 de Julio de 1986
Emisor:Tribunal Supremo - Sala Cuarta, de lo Social
EXTRACTO GRATUITO

. 1.336.- Sentencia de 17 de julio de 1986

PROCEDIMIENTO: Despidos y sanciones especiales.

MATERIA: Recurso de casación por infracción de ley: error de hecho. Marina mercante. Extinción

del contrato de trabajo. Despido disciplinario: indisciplina o desobediencia. Despido procedente.

Fuentes del contrato de trabajo: convenios colectivos. Negociación: convenios colectivos; vigencia.

DOCTRINA: Si es obligada la obediencia a las órdenes, mayor importancia ha de tenerla en un

barco por las circunstancias de espacio, medio y riesgo que aparecen en la navegación, distintas a

las que se presentan en la actividad terrestre.

En Madrid, a diecisiete de julio de mil novecientos ochenta y seis. Vistos los presentes autos

pendientes ante esta Sala, en virtud del recurso de casación por infracción de Ley, interpuesto a nombre de la Sociedad «Compañía Marítima del Nervión, S. A.», representada por el Procurador don Adolfo Morales Vilanova, y defendida por Letrado, contra la sentencia dictada por la Magistratura de Trabajo número 2 de Vizcaya, conociendo de la demanda interpuesta ante la misma por don Fidel y don Juan Pablo

, representados y defendidos por la Letrada doña Rosario Martín Narrillos, contra dicha recurrente, sobre despido.

Siendo Ponente el Magistrado Excmo. Sr. D. Félix de las Cuevas González.

Antecedentes de hecho

Primero: Los actores interpusieron demanda, ante la Magistratura de Trabajo, contra expresado demandado, en la que tras exponer los hechos y fundamentos de derecho que estimaron de aplicación, terminaban suplicando se dicte sentencia de conformidad con el suplico de la misma.

Segundo: Admitida a trámite la demanda, se celebró el acto del juicio, en el que la parte actora se afirmó y ratificó en la misma, oponiéndose la demandada, según es de ver en acta. Y recibido el juicio a prueba se practicaron las propuestas por las partes y declaradas pertinentes.

Tercero: Con fecha 7 de junio de 1985, se dictó sentencia en la que consta el siguiente fallo: «Que estimando la demanda interpuesta por don Fidel y don Juan Pablo contra la empresa «Compañía Marítima del Nervión, S. A.», debo declarar y declaro improcedente el despido efectuado, condenando al empresario a la readmisión de los trabajadores o al abono de una indemnización de 754.739 pesetas a Fidel y 743.000 a Juan Pablo a optación de los actores dado su cargo sindical, así como al abono de los salarios de tramitación desde la fecha del despido hasta la notificación de la sentencia, con el límite de sesenta días desde la presentación de la demanda.»

Cuarto: En la anterior sentencia se declara probado: «1.° Que Fidel y Juan Pablo vienen prestandoservicio para la empresa "Compañía Marítima del Nervión, Sociedad Anónima", desde las fechas y con las categorías y salarios que a continuación respectivamente se dicten: Noviembre de 1979; 24 de diciembre de 1979; mecánico, electricista; 92.891 pesetas mensuales ambos, incluido el prorrateo de pagas extraordinarias. 2.° Que ambos trabajadores prestan su servicio a bordo del barco Mar Negro y figuran dentro del personal de día. 3.° Que el viernes 1 de febrero de 1984, a las 14,45 horas, y estimando que habían cumplido la jornada semanal de cuarenta horas, hecho este cierto, abandonaron su trabajo por estimar que la labor había quedado terminada y no estimaban urgente y aceptable realizar horas extraordinarias al único fin de recontar tornillos. 4.° Que el día 2 de febrero se negaron a trabajar al ser requeridos a ello por ser sábado y haber terminado el día anterior la jornada de cuarenta horas semanales, y sin autorización abandonaron el barco. 5.° Que el día 7 de febrero, jueves, el primer oficial de máquinas ordena al electricista...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS