Sentencia nº 998/2012 de TS, Sala 2ª, de lo Penal, 10 de Diciembre de 2012

Contenido completo sólo para clientes

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS
Procedimiento:PENAL - JURADO
Ponente:ALBERTO GUMERSINDO JORGE BARREIRO
Fecha de Resolución:10 de Diciembre de 2012
Número de Resolución:998/2012
Número de Recurso:10341/2012
Emisor:Tribunal Supremo - Sala Segunda, de lo Penal
RESUMEN

ASESINATO. PRESUNCIÓN DE INOCENCIA. ALEVOSÍA. En el caso concreto no se considera aplicable la atenuante de obcecación que postula, pues no figuran evidenciados estímulos poderosos que expliquen la conducta del acusado y que se muestren conformes a las reglas ético-sociales vigentes en la comunidad, de modo que permitan reducir el merecimiento de pena en el contexto en que actuó el acusado. La... (ver resumen completo)

EXTRACTO GRATUITO

SENTENCIA

En la Villa de Madrid, a diez de Diciembre de dos mil doce.

Esta Sala, compuesta como se hace constar, ha visto el recurso de casación interpuesto por Jeronimo , contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, Sala de lo Penal de fecha 23 de enero de 2012 , que desestimó el recurso de apelación interpuesto contra la sentencia dictada en la causa Tribunal del Jurado 1/11 por la Audiencia Provincial de Gerona, Sección Tercera de fecha 5 de julio de 2011 . Han intervenido el Ministerio Fiscal y como parte recurrente el acusado Jeronimo , representado por la procuradora Sra. Gutiérrez París. Ha sido ponente el magistrado Alberto Jorge Barreiro.

ANTECEDENTES

  1. - El Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de Gerona instruyó procedimiento de la Ley Orgánica del Tribunal del Jurado con el número 1/10 por delito de asesinato y amenazas continuadas, contra Jeronimo , y una vez abierto el juicio oral, lo remitió a la Audiencia Provincial de Gerona, Sección Tercera en la que vista la causa por el Tribunal del Jurado, el Magistrado Presidente en fecha 5 de julio de 2011, dictó sentencia ; recurrida ésta, el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad de Cataluña dictó sentencia en el rollo 27/11 en 23 de enero de 2012 con los siguientes antecedentes de hecho:

" PRIMERO.- El día 5 de julio de 2011, en la causa antes referenciada, recayó Sentencia cuyos hechos probados son:

" PRIMERO.- Que el 31 de mayo de 2010 sobre las 9,30 horas, en la calle Doctor Castany, el acusado Jeronimo se aproximó a su esposa Begoña y con la intención de acabar con su vida, sacó un cuchillo que llevaba escondido en una bolsa asestándole tres puñaladas en el costado izquierdo y dos mas en el pecho, seccionando ambas el corazón y falleciendo instantes después la señora Begoña .

SEGUNDO

- Que la víctima ante lo sorpresivo e inesperado del ataque con el cuchillo que llevaba oculto el acusado en una bolsa no pudo impedirlo ni defenderse.

TERCERO

- Que en fecha no concretada en que el acusado Jeronimo tuvo conocimiento de que su esposa se había apuntado a un curso de catalán, llegó a colocarle un cuchillo en el cuello diciéndole que la mataría y persistiendo en su conducta a partir del 2010.

CUARTO

- Que el acusado Jeronimo y Begoña estaban casados hacía aproximadamente 25 años, y fruto de esta relación nacen cuatro hijos.

QUINTO

- Que el acusado Jeronimo tras apuñalar a su esposa se dirigió a la comisaría de policía de SALT, llegando unos cinco minutos después, donde personalmente reconoció ante las autoridades su autoría e indicó donde había lanzado el cuchillo que fue recuperado, lo que facilitó de manera efectiva la investigación.

Queda asimismo acreditado a efectos de responsabilidad civil:

SEXTO

- Fruto de la relación matrimonial entre Jeronimo y Begoña , nacieron cuatro hijos llamados Roman , de 25 años, residente siempre en Marruecos; Rosario de 20 años; Gustavo de 15 años y Cosme de 8 años."

La sentencia contiene la siguiente parte dispositiva:

"Que en virtud del veredicto de culpabilidad que el Jurado ha pronunciado condeno a Jeronimo como autor de un delito de asesinato con la concurrencia de las circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal, agravante de parentesco y atenuante de confesión, a la pena de dieciséis años de prisión y por el delito de amenazas continuadas a la pena de un año y nueve meses de prisión , así como a la de suspensión del régimen de visitas, comunicación y estancia respecto de los hijos menores Cosme y Gustavo por tiempo superior en un año al de la duración de la pena de prisión impuesta. Y asimismo, a la pena de inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena.

Que asimismo le condeno a que indemnice a cada uno de los hijos menores Cosme y Gustavo en la cantidad de ciento cincuenta mil euros (150.000 euros); a la hija mayor Rosario en cien mil euros (100.000 euros) y al hijo mayor Roman , considerando que venía residiendo fuera del ámbito familiar, en cincuenta mil euros (50.000 euros). Todas incrementadas con los intereses previstos en el artículo 576 de la Ley de Enjuiciamiento Civil

Que absuelvo, en virtud del veredicto del Jurado, al acusado Jeronimo del delito de violencia psíquica habitual en el ámbito familiar del que fue acusado.

Y le condeno al pago de las dos terceras partes de las costas del juicio, declarando de oficio la otra tercera parte."

Segundo .- Contra la anterior resolución, la representación procesal de D. Jeronimo interpuso en tiempo y forma el presente recurso de apelación, que se ha sustanciado en este Tribunal de acuerdo con los preceptos legales, habiéndose señalado para la vista de la alzada el día 3 de noviembre a las 10:00 horas de su mañana, fecha en la que ha tenido lugar con el resultado que es de ver en la diligencia extendida al efecto unida a las presentes actuaciones.

Ha actuado como Ponente el Magistrado de esta Sala Excmo. Sr. D. Miguel Ángel Gimeno Jubero".

  1. - El Tribunal de apelación dictó el siguiente pronunciamiento:

    "Desestimando el recurso de apelación interpuesto por la representación procesal de Jeronimo , contra sentencia dictada en fecha 5 de julio de 2011 por el Tribunal del Jurado de la Audiencia Provincial de Girona , confirmamos dicha resolución en todos sus pronunciamientos, declarando de oficio las costas del recurso.

    Notifíquese la presente resolución al acusado a las partes personadas y al acusado, haciéndoles saber que contra la misma cabe recurso de casación ante la Sala Segunda del Tribunal Supremo en los términos que previene el art. 847 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal ".

  2. - Notificada la sentencia a las partes, se preparó recurso de casación por Jeronimo , que se tuvo por anunciado, remitiéndose a esta Sala Segunda del Tribunal Supremo las certificaciones necesarias para su substanciación y resolución, formándose el correspondiente rollo y formalizándose el recurso.

  3. - La representación del recurrente basa su recurso en los siguientes motivos de casación: PRIMERO.- Infracción de precepto constitucional por vulneración del principio constitucional de presunción de inocencia y falta de motivación en relación a la condena por un delito de amenazas continuadas. SEGUNDO.- Infracción de Ley y de doctrina legal en relación con la aplicación indebida de la circunstancia de alevosía del art. 139.1 del C.P ., así como error en la valoración de la prueba por infracción del art. 169.2 del C.P . TERCERO.- Quebrantamiento de forma, por infracción del derecho de defensa y aplicación indebida de las atenuantes contempladas en el art. 21.3 y 4 de obcecación o estado pasional y la de confesión del autor.

  4. - Instruido el Ministerio Fiscal impugnó todos y cada uno de los motivos del recurso interpuesto; la Sala lo admitió a trámite, quedando conclusos los autos para señalamiento de fallo cuando por turno correspondiera.

  5. - Hecho el señalamiento del fallo prevenido, se celebró la deliberación el día 27 de noviembre de 2012.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRELIMINAR. El Tribunal del Jurado de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Gerona, condenó, en sentencia dictada el 5 de julio de 2011 , a Jeronimo como autor de un delito de asesinato, con la agravante de parentesco y la atenuante de confesión, a la pena de dieciséis años de prisión; y por el delito continuado de amenazas a la pena de un año y nueve meses de prisión , así como a la de suspensión del régimen de visitas, comunicación y estancia respecto de los hijos menores Cosme y Gustavo por tiempo superior en un año al de la duración de la pena de prisión impuesta, y a la pena de inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena.

También le condenó a que indemnizara a cada uno de los hijos menores Cosme y Gustavo en la cantidad de 150.000 euros; a la hija mayor, Rosario , en 100.000 euros, y al hijo mayor, Roman , considerando que venía residiendo fuera del ámbito familiar, en 50.000 euros, todas ellas incrementadas con los intereses previstos en el art. 576 de la LEC .

De otra parte, absolvió al acusado del delito de violencia psíquica habitual en el ámbito familiar que le fue atribuido.

Contra la anterior resolución recurrió en apelación la representación procesal del acusado, recurso que fue desestimado por la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña en sentencia dictada el 23 de enero de 2012 .

Contra esta última recurrió en casación la defensa del acusado formalizando un total de tres motivos.

PRIMERO

El primer motivo lo viabiliza el recurrente por el art. 5.4 de la LOPJ , y en él invoca la vulneración del derecho fundamental a la presunción de inocencia ( art. 24.2 CE ) con respecto a la condena por el delito continuado de amenazas.

Señala la defensa que la condena del acusado por el delito de amenazas no aparece sustentada en prueba de cargo bastante, toda vez que las únicas personas que le atribuyeron hechos de esa índole fueron testigos de referencia, cuyas declaraciones resultarían insuficientes para fundamentar el pronunciamiento condenatorio.

Las alegaciones de la parte recurrente sobre la presunción de inocencia nos obligan a verificar si se han practicado en la instancia, con contradicción de partes, pruebas de cargo válidas y con un significado incriminatorio suficiente (más allá de toda duda razonable) para estimar acreditados los hechos integrantes del delito y la intervención del acusado en su ejecución; pruebas que, además, tienen que haber sido valoradas con arreglo a las máximas de la experiencia y a las reglas de la lógica, constando siempre en la resolución debidamente motivado el resultado de esa valoración; todo ello conforme a las exigencias que viene imponiendo de forma reiterada la jurisprudencia...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS