Sentencia de TS, Sala 4ª, de lo Social, 14 de Febrero de 2012

Contenido completo sólo para clientes

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS
Procedimiento:SOCIAL
Ponente:ROSA MARIA VIROLES PIÑOL
Fecha de Resolución:14 de Febrero de 2012
Número de Recurso:2082/2011
Emisor:Tribunal Supremo - Sala Cuarta, de lo Social
EXTRACTO GRATUITO

SENTENCIA

En la Villa de Madrid, a catorce de Febrero de dos mil doce.

Vistos los autos pendientes ante esta Sala en virtud de recurso de casación para la unificación de doctrina interpuesto por el Procurador D. Antonio Barreiro-Meiro, en nombre y representación de la empresa FIBROCEMENTOS NT S.A., contra la sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, de fecha 15 de abril de 2011, recaída en el recurso de suplicación nº 6371/2009 , que resolvió el formulado contra la sentencia del Juzgado de lo Social nº 7 de Barcelona, dictada el 26 de junio de 2009 , en los autos de juicio nº 190/2009, iniciados en virtud de demanda presentada por D. Ezequias contra Fibrocementos NT S.A., sobre Reclamación de cantidad.

Es Ponente la Excma. Sra. Dª. Rosa Maria Viroles Piñol, Magistrada de Sala.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO

- Con fecha 26 de junio de 2009, el Juzgado de lo Social nº 7 de Barcelona, dictó sentencia en la que consta la siguiente parte dispositiva: "Que estimando en parte la demanda planteada por Ezequias debo condenar a la mercantil demandada, FIBROCEMENTOS NT S.A. a pagar a la parte actora la suma de 60.000 euros.".

SEGUNDO

- Que en la citada sentencia y como HECHOS PROBADOS se declaran los siguientes: "1º.- Ezequias , nacido el 3-1-1931, trabajó por cuenta de la empresa ROCALLA S.A., actualmente FIBROCEMENTOS NT S.A., dedicada a la fabricación de materiales auxiliares para la construcción (tuberías, depósitos, cubiertas, arreates, etc.) compuestos de fibrocemento -amianto y cemento-, en el centro de trabajo sito en Castelldefells, durante el período 29-9-1957 al 1-8-1984, con la categoría profesional de Especialista, como desmoldeador durante 14 años y después como verificador; 2º.- El trabajador contrajo asbestosis como consecuencia de la inhalación de polvo de amianto con ocasión de la prestación de servicios laborales por cuenta de la empresa demandada; 3º.- El actor es beneficiario de pensión de incapacidad permanente total cualificada, derivada de enfermedad profesional por Sentencia firme del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, núm. 8581/2008, de 18 de noviembre . Con una base reguladora acreditada de 16.245,13 € anuales, se le reconoció con efectos desde 7-10-2004, el derecho a percibir una pensión mensual en cuantía correspondiente al 75% de la base y por encontrarse afecto de: "Enfermedad pulmonar neuroconivitica con neuropatía restrictiva de mediana intensidad, ligera disminución de la transferencia pulmonar de CO, CVF: 49% y VEMS: 60%; 4º.- El actor se encontraba en situación de jubilación desde 1-1-1991, con una pensión inicial de 439,05 €, y de 515,89 € en octubre de 2004; 5º.- El suelo de la nave se barría con escobas. A partir de 1985 la empresa empezó a entregar a los trabajadores mascarillas de papel que no utilizaban y nadie fue sancionado. Comían encima de los sacos de yute y los apilaban y manipulaban con las manos. El sobrante se destruía a base de mazo para luego incorporarlo a la producción. Los trabajadores lavaban la ropa de trabajo en sus casas. En 1971-1972 se instalaron ventiladores, uno a cada lado de la nave; 6º.- En reunión celebrada el 29-7-1971 por el Comité de Seguridad e Higiene, la empresa informó de la construcción de un extractor para la aspiración del polvo de la máquina "Rocalyte", a instalar en el período de vacaciones. Asimismo, se informó que una vez limpiadas las tuberías de los molinos de amianto los aspiradores funcionaban correctamente - folio 75 y 76- letras b y 1, punto 1º-; 7º.- En el centro de trabajo se han realizado mediciones de la concentración de amianto en el aire al menos desde el año 1983 -folio 313 y ss-, realizándose registros ambientales desde 1987 -folio 321 y ss-. Nunca se superaron los niveles reglamentarios vigentes (concentración de fibras de amianto en el ambiente); 8º.- En septiembre de 1977 se aprueban normas de seguridad y prevención para los puestos de "mezcla de amianto", adoptando la empresa, como concentración máxima, 2 fibras por centímetro cúbico cuando aún no existía una norma que limitara la exposición a dicha exposición; 9º.- Desde el año 1974 se realizaban reconocimientos médicos anuales. Las pruebas específicas, en relación con la exposición al polvo del amianto, desde 1978, momento a partir del cual se cumplimenta un libro registro de vigilancia médica, existiendo fichas del personal expuesto a polvo de fibras de amianto desde 1982. En la Memoria Anual del Servicio Médico de la Empresa correspondiente al año 1962 se consignó que 45 trabajadores estaban expuestos a riesgo de asbestosis, silicosis y dermatosis, contemplando como medida de prevención la utilización de mascarillas y la utilización de aspiración de polvo (folio 238). En 1987 la totalidad de la plantilla se sometió a espirometrías; 10º.- En enero de 1983 la empresa dictó instrucciones higiénicas para el personal encargado del tratamiento del amianto, disponiendo que la ropa de trabajo fuera lavada en la empresa; 11º.- En noviembre de 1984 la empresa dictó instrucciones para el manipulado del amianto; 12º.- La empresa ROCALLA S.A. consta inscrita en el Registro de Empresas con Riesgos por Amianto desde el 25-10-1985 (folios 309 y ss).".

TERCERO

- Contra la anterior sentencia, la empresa FIBROCEMENTOS NT S.A. formuló recurso de suplicación y la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, dictó sentencia en fecha 15 de abril de 2011 , en la que consta el siguiente fallo: "Que, desestimando en parte el recurso de suplicación interpuesto por FIBROCEMENTOS NT, S.A. contra la sentencia dictada el 26 de junio de 2009 por el Juzgado de lo Social nº 7 de Barcelona en los autos seguidos con el nº 190/2009, a instancia de Ezequias contra FIBROCEMENTOS NT, S.A., debemos confirmar y confirmamos dicha resolución, condenando a la empresa recurrente a la pérdida del depósito para recurrir y al abono de los honorarios del letrado del impugnante, que ciframos en un máximo de 300 euros.".

CUARTO

- Contra la sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, la representación procesal de FIBROCEMENTOS NT S.A., interpuso el presente recurso de casación para la unificación de doctrina, que se formalizó ante esta Sala mediante escrito fundado en la contradicción de la sentencia recurrida con la dictada por la Sala de lo Social del TSJ de Cataluña, de fecha 29 de octubre de 2002 (rec. suplicación 430/2002 ).

QUINTO

- Se admitió a trámite el recurso, y tras ser impugnado por la parte recurrida, se pasaron las actuaciones al Ministerio Fiscal para informe, el cual fue emitido en el sentido de estimar que el recurso debe ser considerado improcedente.

SEXTO

- Se señaló para la votación y fallo el día 7 de febrero de 2012, llevándose a cabo tales actos en la fecha señalada.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO

- La cuestión que se plantea en el presente recurso de casación unificadora consiste en determinar si puede o no entenderse que existe nexo causal entre la falta de medidas de seguridad y la aparición y desarrollo de la enfermedad profesional cuando concurre, por una parte, base fáctica para afirmar que el centro de trabajo carecía de los dispositivos de precaución reglamentarios, que no se habían observado, en lo esencial, las medidas generales o particulares de seguridad e higiene en el trabajo, o las elementales de salubridad o las de adecuación personal a cada trabajo, en los términos que exige el art. 123.1 de la Ley General de la Seguridad Social (LGSS ), y además, por otra parte, resulta también indubitado que la incapacidad del trabajador lo fue por enfermedad profesional por exposición al amianto durante largos años.

SEGUNDO

- 1.- La sentencia recurrida dictada por la Sala Social del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña el 15 de abril de 2011 , desestima el recurso de suplicación formulado por Fibrocementos NT SA (antes Rocalla, S.A.) y confirma la condena al abono de una determinada indemnización por los daños y perjuicios sufridos por el actor, que tiene reconocida una incapacidad permanente total por padecer una enfermedad pulmonar neuroconivitica con neuropatía restrictiva de mediana intensidad. El trabajador prestó servicios para la indicada empresa -dedicada a la fabricación de compuestos de fibrocemento- en el centro de trabajo de Castelldefels entre los años 1957 y 1984, con la categoría profesional de especialista, primero como desmoldeador y luego como verificador. Contrajo asbestosis a consecuencia de la inhalación de polvo de amianto. La sentencia recurrida aprecia una falta general de diligencia en la conducta de la empresa, manifestada en varios incumplimientos: 1) el suelo de la nave se barría con escobas hasta que en 1971-1972 se instalaron dos ventiladores pese a que la Orden de 31 de enero de 1949 prescribía que las operaciones de limpieza solo debían hacerse por aspiración o limpieza húmeda; 2) la empresa solo empezó a hacer reconocimientos médicos anuales desde 1974 y espirometrías desde 1987, a pesar de establecerlo ya el Decreto 792/1961 y la Orden de 12 de enero de 1963; y 3) la empresa solo proveyó a los trabajadores de máscaras respiratorias a partir de 1985 que además de ser de papel nadie utilizaba y no se sancionaba por ello, estando obligada a proporcionarlas con determinadas exigencias a partir de la Ordenanza de 9 de marzo de 1971.

  1. - Recurre en casación para la unificación de doctrina la citada empresa, y invoca como sentencia de contraste la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña de 29 de octubre de 2002 (rec. 430/2002 ). En el supuesto enjuiciado por la sentencia invocada como de contraste, se trata de un trabajador de la misma empresa Uralita, S.A., que presta servicios...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS