Auto nº 426/2010 de TS, Sala 2ª, de lo Penal, Marzo 11, 2010

Contenido completo sólo para clientes

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS
Procedimiento:PENAL - PROCEDIMIENTO ABREVIADO/SUMARIO
Ponente:JUAN SAAVEDRA RUIZ
Fecha de Resolución:2010/03/11
Número de Resolución:426/2010
Número de Recurso:11141/2009
Emisor:Tribunal Supremo - Sala Segunda, de lo Penal
EXTRACTO GRATUITO

AUTO

En la Villa de Madrid, a once de Marzo de dos mil diez.

HECHOS

PRIMERO

- Por la Audiencia Provincial de Alicante (Sección 3ª), en autos nº Rollo de Sala 33/2009,

dimanante de Causa 76/2000 del Juzgado de Instrucción nº 2 de Benidorm, se dictó sentencia de fecha 17 de julio de 2009, en la que se condenó "a Apolonio, como autor responsable de un delito contra la salud pública, sin la concurrencia de circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal, a la pena de tres años y un día de prisión, con la accesoria de inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, multa de 950 #, con un mes de arresto sustitutorio, en caso de impago y al pago de las costas procesales." .

SEGUNDO

- Contra dicha Sentencia, se interpuso recurso de casación por Apolonio, mediante la presentación del correspondiente escrito por el Procurador de los Tribunales D. Amancio Amaro Vicente. El recurrente menciona como motivos susceptibles de casación los siguientes: 1) al amparo del art. 5.4 de la LOPJ por vulneración del derecho a la presunción de inocencia 2) al amparo del art. 849.1 de la LECrim por inaplicación del art. 21.6 del CP y 3 ) al amparo del art. 849.2 de la LEcrim por error en la apreciación de la prueba.

TERCERO

- En el trámite correspondiente a la substanciación del recurso el Ministerio Fiscal se opuso al mismo.

CUARTO

- Conforme a las normas de reparto aprobadas por Sala de Gobierno, de este Tribunal Supremo, es Ponente de la presente resolución el Magistrado Excmo. Sr. D. Juan Saavedra Ruiz.

RAZONAMIENTOS JURíDICOS

PRIMERO

- La representación procesal del recurrente formula el primer motivo de recurso al amparo del art. 5.4 de la LOPJ por vulneración del derecho a la presunción de inocencia.

  1. Alega el recurrente que el acusado ha negado la autoría de los hechos, que el testigo sólo afirma que la droga estaba en el lugar de los hechos cuando el acusado abandonó la terraza ante la llegada de la policía y que tampoco está acreditada la toxicidad de la droga.

  2. Al Tribunal de casación le corresponde verificar la existencia de prueba; su validez; y la racionalidad del proceso valorativo realizado por el Tribunal. No resulta posible, sin embargo, valorar nuevamente aquellos aspectos de las pruebas que dependen de la inmediación, pues no es repetible en el recurso de casación aquella de la que dispuso el Tribunal de instancia. Por eso se ha señalado que la cuestión de la credibilidad de los testigos no es revisable en casación, salvo casos excepcionales de error manifiesto, basado en datos objetivos, que deba ser corregido, pues entonces la actuación revisora encontraría apoyo en la prohibición de arbitrariedad del artículo 9.3 de la Constitución (STS 4-7-05 ).

    Sobre la ausencia del grado de riqueza, aunque las decisiones no han sido uniformes, hay una línea interpretativa prevalerte que, para casos de muy escasa o ínfima cuantía de droga, desconociendo su pureza, se opta por considerar que posee la menor posible según criterios de experiencia (STS 281/05, 3-3 ). En todo caso, constituye criterio de experiencia el hecho de que la droga que circula por el denominado "mercado negro" es prácticamente imposible que no posea más del 1% de pureza, como lo atestigua la sociología criminal y la estadística (STS 210/05, 22.2 ).

  3. El motivo es improsperable, el hecho probado narra, esencialmente, cómo entre las 6.30 y las 7.30 h del 5-4-00 el acusado se encontraba en la terraza de un restaurante de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS